Martes, 30 de diciembre de 2008

Feliz reencuentro del racinguismo con su ?dolo

Sonrisa permanente, pulgar hacia arriba, un apretón de manos por aquí, otro por allí y aplausos, más aplausos y muchos gritos. «¡Ni-co-la Zi-gic, laralalalalá laralalá!» coreó una afición entregada, feliz, entusiasmada al reencontrarse con su ídolo. Primero en La Albericia, en su primer entrenamiento bajo las órdenes de Juan Ramón López Muñiz. Después, en El Sardinero, en el acto protocolario de presentación, en el que ya lució su número, el 12, el de su público, el de su afición. 

Si todas las cámaras persiguieron al delantero serbio, Toni Moral casi tuvo que reclamar atención para hacerse notar. El ex del Alavés fue el otro protagonista de la jornada, aunque en un segundo plano. Cosas del fútbol.

Entre ambos, una persona sonría permanentemente. Francisco Pernía, presidente del Racing, y casi el padre de Zigic. ¡Hasta se atrevió a interpretar las palabras del serbio cuando éste se trababa con su mejorado español! Pernía estaba muy satisfecho y no lo ocultó ante unos medios de comunicación a los que volvió a solicitar rigor informativo. «No voy a ocultar que es un día grande, nunca mejor dicho, para mi. Porque se cumple uno de los objetivos que nos habíamos fijado tras cerrarse el plazo de fichajes de verano: presentar a los dos refuerzos de este mercado invernal antes de finalizar el año». 

Pernía destacó que es «un orgullo a nivel personal y para la entidad que presido la llegada de estos dos nuevos jugadores, a los que doy la bienvenida. A esto tengo que añadir un agradecimiento especial para el delantero Nicola Zigic ya que su empeño por venir al Racing ha facilitado su contratación», puntualizó.

Tras desear a Toni Moral el mayor de los éxitos en las campañas que va a defender la camiseta del Racing, Francisco Pernía dio la bienvenida a Zigic «que regresa a la que es su casa, agradeciendo «el empeño que ha puesto para poder estar aquí y dar las gracias también al Valencia que, en todo momento, ha atendido las peticiones del Racing».

La verdad es que las primeras palabras de Zigic con el Racing, sonaron a lo de siempre: trabajo, esfuerzo, dedicación y goles. Y es que el serbio evitó hablar «de mi situación en el Valencia y de las razones que me han llevado a jugar poco. Sigo siendo futbolista del Valencia y únicamente quiero mirar hacia delante, no me interesa más que mirar hacia delante y, sobre todo, conseguir goles para el Racing, en el que me encuentro como en casa», dijo en un castellano muy mejorado, pero que requirió alguna que otra 'traducción' por parte de Francisco Pernía.

«Los técnicos se decidieron por unos jugadores de otras características. No le doy mayor importancia a mi pasado reciente, lo que ahora quiero es triunfar en el Racing. Este club y Santander son mi casa», insistió el delantero serbio ante las preguntas de los periodistas. 

Zigic concluyó señalando que había estado buscando una salida a la situación que atravesaba en Mestalla y que siempre pensó en el Racing como la más idónea. «Ahora sólo pienso en lograr goles para el Racing, porque esa es mi vida», finalizó. 

Después fue el turno para Toni Moral. El ex del Alavés aceptó de buen grado su papel de actor secundario y sus palabras, una vez más, se ciñeron a los tópicos. «Era el momento oportuno de venir al Racing, el mejor momento para dar el salto a Primera División», dijo. El catalán aseguró llegar a Santander con la máxima ilusión y con la intención de trabajar mucho para hacerse un sitio en el equipo. «Tendré que adaptarme a la categoría y aportar humildad, sacrificio y trabajo. Es una gran oportunidad el fichaje por el Racing y confío en ofrecer, a la vez, buen fútbol».

Finalizada la presentación en la sala de prensa de Los Campos de Sport tanto Zigic como Toni Moral vistieron el primer uniforme racinguista y posaron sobre el césped para los medios gráficos. Un centenar de personas recibieron con prolongados aplausos y gritos de ánimo a los dos refuerzos verdiblancos. 

Por cierto, que el presidente del Racing tuvo un pequeño altercado con un aficionado que desde la grada le reclamó «más trabajo». Pernía, enfadado, no tuvo reparos a la hora de dirigirse personalmente a ese hincha.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:49 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario