Lunes, 29 de diciembre de 2008

Fichajes: ?Buenos, bonitos y baratos?

Suceda lo que suceda de ahora en adelante, Francisco Pernía será recordado como el presidente que puso al Racing en Europa, pues ése es, sin duda, el momento cumbre de su gestión.

El trabajo de Pernía en el área deportiva del club ha estado y está marcado por las limitaciones económicas, las propias de una entidad de sus características. De ahí que, cada temporada, a falta de dinero, el presidente se haya visto obligado a lucir ingenio y sonrisa en el mercado para sacar adelante un equipo competitivo. Si se puede hablar de líneas maestras en su labor, éstas serían la búsqueda continua de jugadores cedidos y la inversión en futbolistas con futuro y, por ello, revalorizables. En cuanto a los técnicos, ha apostado por los talentos emergentes y, como dato a tener en cuenta, ninguno de ellos le ha durado más de una campaña. 

Entre fichados y cedidos, han pasado en estos tres años por el despacho de Pernía 32 jugadores y cuatro entrenadores, con un balance positivo, por los logros alcanzados, pero no exento de luces y sombras.

Cada una de las tres temporadas que ha pasado al frente del Racing ha resultado diferente. La de su llegada, la 2006/07, estuvo marcada por la firme intención de 'cantabrizar' el Racing a base de contratar buenos futbolistas de la región desperdigados por España. Así, descartado Helguera por caro, recuperó a Munitis y Colsa, que hoy día siguen formando parte de la columna vertebral del equipo, y trajo también de vuelta a Luis Fernández. La jugada funcionó en un doble sentido: los resultados fueron buenos y el club se ganó a una afición que desconfiaba de la nueva directiva. 

El año de Marcelino 

El segundo año de Pernía está ligado al nombre de Marcelino. El entrenador se convirtió en el principal objetivo del Racing y a partir de ahí, y siempre dentro de las posibilidades, se compuso una plantilla. La temporada, como todo el mundo conoce, resultó histórica: el conjunto santanderino alcanzó las semifinales de la Copa del Rey y se clasificó para disputar la Copa de la UEFA.

Aún es pronto para definir la presente campaña, tercera bajo el mandato de Pernía. Desde luego, poco tiene que ver con la precedente, cuyo recuerdo permanece fresco entre los seguidores del Racing. Superado un grave momento de crisis en el arranque de la Liga, que a punto estuvo de costar el puesto al nuevo preparador, Juan Ramón López Muñiz, y ya apeado de la competición europea, el cuadro montañés se encomienda al mercado de invierno para tratar de afrontar la otra media Liga que queda en las mejores condiciones posibles. De momento, se encuentra en la zona baja de la clasificación.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 22:51 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario