Domingo, 21 de diciembre de 2008

Regreso a LA LIGA

De nuevo en su historia de siempre. El Racing, pasada ya su primera experiencia europea, vuelve a la Liga. Y lo hace, contrariamente a lo que cabría esperar, reforzado pese a su eliminación de la Copa de la UEFA.

El conjunto santanderino cayó con todos los honores en la fase de grupos de la segunda competición continental. Sus rivales dejaban, a priori, muy pocas opciones para los cántabros que sin embargo se mantuvieron vivos hasta el final. Y lo de final no es una figura retórica, es una realidad absoluta. A falta de cuatro minutos, el equipo verdiblanco estaba clasificado. Un minuto después, su sueño europeo se desvanecía.

Pero eso ya es historia. Ahora, el conjunto de López Muñiz se encuentra de nuevo con la competición doméstica en la que se ha conseguido colocar en terreno de nadie, en una posición relativamente cómoda aunque no lo suficientemente holgada como para permitirse un despiste.

El rival 

El rival con el que el equipo santanderino cerrará 2008, el mejor año de toda su historia, será el Málaga. El conjunto andaluz, tras un comienzo de campeonato más que aceptable, está situado en la zona media de la tabla clasificatoria con un total de 21 puntos. Es decir, sin haber terminado la primera vuelta del campeonato, ya ha hecho la mitad de sus 'deberes'.

Esto mismo es lo que pretende el conjunto que dirige el ex entrenador del Málaga, López Muñiz: consolidarse en la zona tranquila de la clasificación. Para hacerlo, los cántabros están obligados a sumar una victoria (sería la tercera en los partidos que ha jugado por el momento en El Sardinero). No tiene más alternativas. Todo lo que no sea un triunfo puede considerarse un resultado adverso.

Y para conseguirlo, el Racing tendrá que sobreponerse a las bajas de los sancionados Mehdi Lacen y Jonathan Pereira. Luccin y Juanjo serán sus relevos. A estos cambios hay que añadir, por lo que a la Liga se refiere, el del portero Toño, cuya lesión da la titularidad al suizo Fabio Coltorti, que también es duda debido a un proceso gripal. Si finalmente no pudiera jugar la portería estaría ocupada por el portero del filial Mario Fernández. Además, está tocado Valera, quien sufrió el jueves un esguince en el ligamento lateral interno del tobillo del que se espera esté ya recuperado hoy, porque en caso contrario será Pinillos quien ocupe el lateral derecho.

La grada, fundamental 

Pero, al margen de alineaciones, de bajas y de cuestiones meramente deportivas, en este encuentro hay que tener en cuenta de forma muy especial la influencia que pueda tener la afición en el equipo. El jueves, en la UEFA, estuvo volcada con los suyos y hoy, seguro, la historia se repetirá.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 11:28 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario