Mi?rcoles, 26 de noviembre de 2008

'Soy hincha del PSG pero quiero ganarle como sea'

El de mañana será un partido especial para un parisino como usted. ¿En qué parte de la ciudad nació?

En Versalles. He vivido 21 años allí. Los otros tres los he pasado en España. Este país me encanta. En Vitoria estuve genial y en Santander más de lo mismo. Mi mujer y mi niña son felices en esta ciudad.
¿Y de dónde viene su doble nacionalidad? Porque también es argelino

Se dicen muchas cosas pero lo cierto es que sólo tengo el pasaporte francés. No hay más. Mi padre es argelino y mi madre italiana. Puedo sacar los dos pasaportes aunque no he hecho nada aún. A pesar de lo que se ha dicho, nunca he jugado con Argelia. Me llamaron una vez en agosto de 2005, en mi primer año en el Alavés, y ahora han vuelto a insistir hace mes y medio. No he ido ninguna de las dos veces.
¿Por qué?

Porque prefiero conocer el país, ya que nunca he ido. Quiero visitarlo primero con mi padre y conocer a mi familia antes de defender a su selección. Igual dentro de unos meses voy.
¿No será que tiene en mente jugar con Francia?

Eso es casi imposible. No tengo posibilidades. Ya hay muchos jugadores buenos. Sería un milagro maravilloso.
Entonces, su familia directa reside en París. ¿Irán a verle al Parque de los Príncipes?

Por su puesto. Todos viven allí. Mis padres, mi hermano, los amigos He pedido 40 entradas y me voy a quedar corto. Mañana es un día inolvidable para ellos y para mí. Recuerdo que de pequeño iba al Parque de los Príncipes con mi padre y con mi hermano. Este campo es uno de los mejores del mundo. Estoy deseando que empiece ya el partido.
¿Y usted era hincha del PSG?

Claro. Y lo sigo siendo pero hay que ganarles como sea. Mis ídolos eran Weah, Ginola, Valdo, Raí. Fue la gran época del PSG con aquellas eliminatorias ante el Madrid. Yo iba dos veces al año al estadio. Sólo me he enfrentado al PSG en categorías inferiores.
¿Y cómo empezó su trayectoria deportiva en Francia?

Jugué hasta los 15 años en Versalles y luego me fui al Stade Laval, de Segunda. Ahí me formé. Jugué tres años en su centro de formación y uno más como profesional.
¿Algún compañero suyo de esa adolescencia ha llegado tan arriba como usted?

Muy pocos. Casi nadie. Y eso que en Francia se apuesta mucho por la cantera. Hay uno que juega en Primera, en el Caen, y dos en Segunda. El resto está en Tercera. El fútbol no es justo. Aquí, por ejemplo, hay un jugador en Segunda como Toni Moral que no sé por qué no está más arriba. Es impresionante. Él y Pereira me impresionaron en Segunda.
¿Cuál fue su primer sueldo?

Unos 1.500 euros brutos. Francia es muy distinto a España. Allí te retienen el 54% por impuestos...
Siga con su trayectoria.

Luego me fui al Valence, de 2ª B. Ascendimos a Segunda y la gente se fijó más en mí.
¿Quién le descubrió?

La casualidad fue que Dimitry Piterman quiso comprar el Valence cuando yo estaba allí. Al final no lo hizo pero me trajo a España. Ustedes lo conocen, ¿no? Mi agente de entonces (ahora es Joseba Díaz, el mismo que el de Muñiz) era amigo suyo. Aún me debe algo...
¿Y qué diferencia hay entre el fútbol español y el galo?

Aquí hay más nivel y calidad. Se juega mejor y es menos físico que allí.
¿Siempre jugó como centrocampista?

No. A veces lo hice de lateral izquierdo y otras veces de interior. Sobre todo en el Alavés. Allí jugué unos 20 partidos en Primera. Prefiero ser pivote. Ahí rindo mejor.
¿Cuando usted empezó a jugar pensaba que iba a ganarse la vida de esta manera?

Era mi sueño. Me esforcé mucho para ganarme la vida como futbolista pero, si le digo la verdad, no imaginaba que llegaría a Primera en España o a pisar estadios como el Bernabéu y el Camp Nou. El campo del Real Madrid impresiona mucho, aunque cuando peor lo pasé fue jugando contra el Barça Es que Xavi es impresionante.
¿Y del Racing conocía algo antes de llegar a Santander?

De oídas, a varios jugadores. O los había visto por la tele. La plantilla es muy buena. Tengo muy buena relación con todos los jugadores. Quizás con el que mejor me llevo es con Luccin. Es francés y eso une. Peter es de Marsella, pero de un barrio como yo. Cuando estamos solos hablamos en francés.
¿Y el español, le costó mucho aprenderlo?

Un año. Al principio no me enteraba de nada....
¿Echa de menos París?

Siempre. Es maravilloso. No voy desde el verano.
¿Y qué rincones recomiendas a los miles de racinguistas que van a ir allí?

En dos días es imposible verlo todo. Les daría una lista.
Pero el Racing no va de turismo a París, ¿no?

No, no. Si queremos seguir jugando en la UEFA hay que ganar como sea. Este PSG no es tan fuerte como antes pero, aún así, es muy peligroso. Tiene grandes jugadores y atraviesan por un gran momento. Vienen de ganarle al Lyon, el líder. En casa tengo canales franceses y veo muchos de sus partidos.
¿Cuáles son las mejores bazas del equipo francés?

Tiene un gran delantero: Hoarau. Jugaba en Segunda el año pasado. Va muy bien de cabeza y remata de lujo. Lleva ocho o nueve goles. A la izquierda está Rothen que pone muy buenos balones. La velocidad de Giuly es muy peligrosa. Tienen un equipazo.
¿Y Makelele?

No es el más importante, aunque es un gran jugador. Pero el Racing debe fijarse en sí mismo. No en ellos. Si salimos fuertes podemos ganar.
¿Qué ha cambiado aquí?

Creo que siempre hemos jugado con las mismas ganas pero el rival también juega. Como pasó en Sevilla.
¿Personalmente se ha sorprendido a usted mismo?

No digo que siempre juegue como ante el Valencia, aunque en años anteriores ya hice buenos partidos. Lo que pasa que en Segunda te ven mucha menos afición. Ahora, la gente se fija pero yo sólo soy uno más para que esto funcione.
¿Teme las consecuencias de estar en tres competiciones?

Sé que está el riesgo de descender pero es la primera vez que juego la UEFA y puede que la última, así que yo quiero disfrutar cada minuto. Y si puedo pasar esta ronda, mejor.
¿Logrará marcar algún día?

No (risas). Nunca meto goles. No es mi fuerte, como tampoco lo es el toque con mi pierna derecha. Lo sé y debo mejorarlo. En los rondos sólo intento jugar con esa pierna y en los entrenamientos centro mucho con ella para aprender y mejorar. Aunque los hay peores... En cuanto a los goles es más difícil. En España aún no he hecho ninguno y me debo concienciar de que debo trabajar para aportar más al equipo. Si juego con Colsa, sé qué debo defender un poco m y si lo hago con Luccin me puedo soltar un poco. Siempre lo tengo en mente. Creo que sólo me falta confianza. Marcaré.
¿Si hoy da la casualidad que hace alguno lo celebrará?

¡Para no celebrarlo! Por su puesto. Me debo al Racing.

Fuente: As


Publicado por Castro2 @ 10:52 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario