Martes, 18 de noviembre de 2008

El Racing disfruta de una semana relajada antes de otra fren?tica

Después de semanas de tanto ajetreo, sin tiempo para tomar aire por tener que atender la Liga, la UEFA y la Copa del Rey, el Racing dispone de unos días de margen que casi saben a vacaciones. La plantilla disfruta hoy de un día de descanso, antes de regresar mañana al trabajo para preparar el partido del próximo domingo, el que la enfrentará al Espanyol en los Campos de Sport.

Son siete días de relativa calma los que separan su último encuentro de la siguiente jornada del campeonato y del inicio de otra semana frenética, durante la que también deberá pelear por sus últimas opciones de permanecer en competición europea en el campo del París Saint Germain (jueves, día 27), y visitar a otro hueso duro de la Liga, el Atlético de Madrid (domingo, día 30).

El desastre del Ruiz de Lopera, donde se vio a un Racing pesado frente a un Betis más rápido y fresco, que lo superó en todas las líneas, ha constituido un aviso para el entrenador, Juan Ramón López Muñiz. Su apuesta y su insistencia en un once con mínimas variaciones, y que ha protagonizado el mejor tramo en lo que se lleva de temporada, pueden haber topado con un enorme obstáculo: el agotamiento de la plantilla.

Buen ánimo 

La derrota de Sevilla, pese a la forma en que se produjo y la imagen de inferioridad que mostró el Racing, no ha afectado demasiado al equipo y a sus técnicos, que mantienen el buen ánimo que les ha proporcionado la racha ahora interrumpida.

A lo largo de esta semana, López Muñiz y sus colaboradores deberán emplearse a fondo para poner a punto a los futbolistas antes de afrontar otro periodo de intenso esfuerzo con menos margen de error y asuntos importantes en juego.

El tropiezo de la Liga, en un momento en que cada punto supone un peldaño en la clasificación, ha hecho bajar al Racing de la décima a la decimocuarta posición, y ha acortado las distancias hasta el punto de que sólo tres puntos lo separan de la línea de promoción. 

En cuanto a la Copa de la UEFA, su saldo de una derrota (frente al contrario más asequible del grupo), y un empate, obliga a mejorar la cuenta ante un rival de la talla del París Saint Germain, sólo cuatro días después de cruzarse con el Espanyol.

Una oportunidad 

El preparador físico del Racing, Fernando Gaspar, situado en los últimos tiempos en el centro de la polémica y con un pie fuera del club, cuenta ahora con una oportunidad inmejorable para demostrar su profesionalidad y ganarse de nuevo la confianza de los responsables de la entidad. 

Volver a recuperar la mejor imagen del equipo sobre el terreno de juego y repetir otra racha de buenos números contribuiría a disipar las pocas dudas que aún quedan.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:31 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario