S?bado, 15 de noviembre de 2008

Pern?a, sin aliados para cerrar el 'caso Gaspar'

La continuidad del preparador físico del Racing, Fernando Gaspar, parece asegurada aunque su caso no se pudo cerrar en el día de ayer. Todo indica a que definitivamente será hoy cuando se finiquite una historia que tiene a la plantilla inquieta. El motivo por el que no se zanjó este tema es claro: nadie quiere ser señalado en este enredo en el que el ayudante de Muñiz fue cesado hace 18 días y ahora, debido a los buenos resultados y por la paciencia del técnico asturiano, se le quiere ratificar en su cargo.

Francisco Pernía había citado a los cuatro capitanes del equipo en las oficinas de El Sardinero después del entrenamiento matutino. La intención del presidente era hacer un paripé en el que se diera a entender que los jugadores habían rectificado su opinión sobre Gaspar e incluso publicar después una nota a los medios de comunicación para cerrar el malentendido. Sin embargo, los portavoces de la plantilla no acudieron a la cita por diversos motivos, y tampoco quisieron hacer declaraciones a nadie, pero según ha podido saber AS no quieren ser utilizados como vía de escape para encontrar una solución. Más de uno está molesto con la historia, dentro y fuera de la plantilla, y coinciden en una cosa: que lo arregle el que lo fastidió.
Historia repetida.

Los jugadores ya le dejaron claro a Muñiz en la concentración de Oliva hace dos semanas que ellos no tenían nada que ver en este lío. De hecho, y tras publicar este diario la inminente decisión de Pernía de echar a Gaspar, se reunieron con el entrenador en una habitación del hotel Oliva Nova Golf y le prometieron, con signos de indignación, que ellos no habían dicho nada en su contra como algunos vendieron.

Pernía volverá a citarlos hoy tras la última sesión antes de viajar a Sevilla y, si el encuentro no es posible, éste se producirá en el avión de ida o en el de vuelta ya que el presidente verdiblanco viajará con ellos.
Mientras, el preparador sigue a la espera

Fernando Gaspar es consciente de que la solución a su problema está a punto de llegar pero ni quiere pronunciarse ni cambiar sus hábitos, como lo ha hecho en estas dos duras semanas. El madrileño ha estado inquieto en los últimos días como es normal pero ha seguido la táctica de Muñiz: silencio y dejar que pase el tiempo y los resultados enfríen todo. Ayer, el preparador físico siguió ejerciendo su trabajo e incluso se animó a jugar un partidillo de fútbol-tenis al termino del ensayo. Hizo pareja con Muñiz y se enfrentó a Pedro Alba y Juanjo.Gaspar no paró de bromear y sonreír, lo que demuestra que está más aliviado. Ya ha mantenido algún encuentro amistoso con el entrenador asturiano para analizar la situación aunque deberá esperar un día más para conocer la solución.

Fuente: As


Publicado por Castro2 @ 12:39 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario