Mi?rcoles, 29 de octubre de 2008

El club no valora las cr?ticas de Revilla, pero cuestiona su oportunidad

Las manifestaciones realizadas por el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en el transcurso del acto de entrega del Trofeo Chisco a Colsa y al Racing en las que se criticaba tanto el juego del equipo como la planificación hecha por la directiva han causado un profundo malestar en el seno de la entidad verdiblanca. 

Francisco Pernía, presidente del club santanderino, aseguró que «lo más importante cuando se va a un acto es saber a qué se va», en clara referencia a la oportunidad de la intervención del mandatario regional en la que se mostró espacialmente crítico con el juego del equipo y con el diseño de la plantilla. Pernía indicó además que «si se va a premiar al Racing por su trayectoria de 95 años y en su intervención -Revilla- ni siquiera nos felicita...» 

Eso sí, el mandatario verdiblanco se mostró absolutamente respetuoso con la opinión del presidente regional y no quiso valorar su contenido, limitándose a analizar si su intervención era oportuna o, por contra, no se realizó en el foro más adecuado. 

Por su parte, López Muñiz eludió hacer cualquier tipo de comentario sobre las manifestaciones realizadas por Revilla, en las que, comparándolo con el de la pasada campaña, criticó el juego del equipo y su falta de esquema. 

«No hablo sobre lo que opinan otros, por educación», afirmó López Muñiz y, además, en relación a la «tensión máxima» que se vive en cada partido, ha dicho que aunque sabe cuales son las causas prefiere no comentarlas. 

Y además, la Copa 

Polémicas al margen, el Racing afronta esta noche, a partir de las 21.00 horas, su debut en la Copa del Rey, en la que, como el resto de equipos que están inmersos en la disputa de alguna competición europea, ha entrado en los dieciseisavos de final. El rival del conjunto santanderino es el Murcia que entrena Javier Clemente, un equipo que no pasa por sus mejores momentos, algo que queda patente si se echa un vistazo a la clasificación de Segunda, categoría en la que milita, en la que ocupa una de las plazas de descenso. 

López Muñiz, cuestionado por la afición racinguista, pasará hoy un difícil examen ante el Murcia en una eliminatoria de Copa que precede a la visita del Valencia. 

La continuidad del técnico parece estar en entredicho porque, después de la mejor temporada de la historia del club cántabro, el Racing, finalista de Copa el año pasado, no ha hecho un solo buen partido esta temporada, se encuentra rozando los puestos de descenso en la Liga y está pasando sin pena ni gloria por su primera andadura en la Copa de la UEFA. 

López Muñiz echará mano, probablemente, de los teóricos suplentes ya que apenas tres días después deberá visitar al líder de la Liga. El técnico ha convocado a todos los hombres disponibles y al jugador del filial Sergio Canales, porque el Racing no volverá a Cantabria tras este partido y permanecerá en Levante hasta el próximo domingo. 

Sólo los lesionados Luis Fernández, Oriol y Garay se han quedado en Santander. Munitis sí ha viajado aunque con un esguince de tobillo. 

El primer cambio afectará a la portería, donde Toño cederá la titularidad al suizo Fabio Coltorti; quien estará probablemente defendido por Pinillos y Christian en los laterales con los cántabros Marcano y Moratón como centrales; aunque también pudiera debutar en el centro de la zaga Ze Antonio. 

En el centro del campo Gonçalves e Ísmodes podrían situarse en las bandas para que Edu Bedia y el joven Sergio Canales compartan el doble pivote. 

Como hombres más adelantados se perfilan Juanjo y el congoleño Mohammed Tchité, si López Muñiz opta por dar descanso al tocado Pedro Munitis y al referente este año en el ataque racinguista, Jonathan Pereira.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:08 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario