Lunes, 27 de octubre de 2008

Mu?iz, en la cuerda floja

Lo del Racing en la presente temporada va de récord. No es que no gane, que no lo hace, sino que ni siquiera crea ocasiones y cuando lo hace, como ayer, no las marca. A todo esto, además, hay que unir que la fortuna no está precisamente de su lado. Y es que lo de ayer debe ser cuestión de mala suerte, porque si no no hay otra explicación. Que marques el empate en el minuto 93 por medio de un penalti más que dudoso y que apenas un minuto después el rival te vuelva a superar... bueno, pues eso, cuestión de suerte, o no. Quién sabe. Lo único cierto, es que el equipo queda en una delicadísima situación, como su entrenador, López Muñiz, cuyo puesto parece cada vez más cuestionado.

En cualquier caso, que el Racing no está bien es una evidencia. Lo demostró hace una semana en El Sardinero contra el Deportivo. Insistió el jueves ante el Twente. Y ayer, frente al Numancia, volvió a dar muestra de ello. Ante un equipo que dejó bien a las claras los motivos por los que está en una delicada situación en la tabla clasificatoria, el conjunto santanderino no supo sacar algo positivo.

Pese a que, a diferencia de otros partidos, eran los de López Muñiz los que tenían el control del balón, el conjunto santanderino no supo sacar provecho de ello. Mandaba en el centro del campo, en donde Colsa y Lacen superaban una y otra vez a los sorianos, pero seguía sin encontrar quién diera un pase de gol a los dos solitarios puntas. Batalladores, sí, pero solitarios y poco afortunados. El Racing llegaba con cierta claridad a las inmediaciones del área de Juan Pablo, pero era justo ahí donde morían todas sus intentonas. Ni en las jugadas de estrategia, ni en las contadas internadas por las bandas, ni desde el centro... no había forma de que, aunque fuera por un fallo de la zaga numantina, el balón quedara en una posición cómoda para Juanjo o Pereira. Y con esto, los peores augurios se cernían sobre el racinguismo.

Es un mal que el Racing está padeciendo durante toda la temporada y que ayer volvió a quedar patente. Y de qué manera.

Bien diferentes fueron las cosas en el conjunto rival. Agazapado en su campo, con serios problemas para enlazar alguna jugada desde el centro del campo, el equipo de Kresic se encontró con un balón suelto en el punto de penalti para ponerse por delante en el marcador. Barkero estuvo listo y no desaprovechó la oportunidad para romper la negativa racha de su equipo que, hasta ayer, llevaba cuatro jornadas sin marcar ni un solo gol.

Con el resultado a su favor, los sorianos se metieron un poco más atrás si cabe. Pero esta cesión de muchísimos metros de campo no fue aprovechada por los cántabros para tratar de recortar una diferencia que, a tenor de lo visto, parecía insalvable. Y eso que el Racing tenía a un equipo que no sólo era colista, sino que, por su juego, ejercía de ello.

Claro que los cántabros tampoco estaban para celebraciones. Más bien para todo lo contrario.

Un poco mejor

Las cosas mejoraron para el Racing tras el descanso. López Muñiz movió su banquillo buscando más profundidad con la entrada de Tchité... y lo consiguió. No es que el equipo cántabro diera un recital de juego ofensivo, que más quisiera, pero lo cierto es que adelantó sus líneas y comenzó un incesante acoso a la portería local.

Sin embargo, ocurrió lo de siempre, que no había nadie capaz de marcar un gol. Lo intentaron Tchité y Colsa, éste en dos ocasiones, pero no pudieron marcar. 

Sólo pudo hacerlo al final, cuando González Vázquez señaló un penalti más que dudoso sobre Pereira que Tchité convirtió en gol. 

Era ya el minuto 93 y todo el mundo en el Racing celebraba ya haber conseguido un empate. Pero lo que ocurrió en el siguiente minuto demostró que el de ayer no era el partido de los cántabros. Una falta sacada casi desde el centro del campo fue peinada por un delantero soriano y el balón, tras pegar en la mano de Marcano, quedó muerto a pies de Cisma que no desaprovechó la oportunidad, batió a Toño y sentenció un partido en el que quedó claro que el Racing tiene problemas, que la situación del técnico está en una terreno más que delicado y que esta temporada va a ser muy complicada. Lo que vale un gol, aunque sea en el minuto 94 del partido, en el último suspiro.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 12:37 | 1 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario


  • Autor: Ibaseta
  • Fecha: Martes, 28 de octubre de 2008
  • Hora: 13:17
El Racing ya no es el equipo de la temporada pasada, no nos enga?emos, ni echemos la culpa a Mu?iz.Nos faltan DUSCHER, AYOZE, PABLO ALVAREZ, JORGE LOPEZ...
si sumamos a estos jugadores la baja forma de Munitis, Garay y Serrano... en que queda nuestro querido Racing ?