Viernes, 24 de octubre de 2008

Rotaciones ante el Twente: S?lo cuatro jugadores repitieron en el equipo

Juan Ramón López Muñiz ya tiene acostumbrada a la afición cántabra a que los medios de comunicación no acierten las alineaciones. No hay partido en el que el técnico asturiano no sorprenda e incluya novedades en el once titular, muchas de ellas, totalmente inesperadas. Y ayer, en Holanda, ante el Twente, no fue la excepción. De nuevo, las rotaciones marcaron un alineación con numerosas novedades en todas sus líneas. 

El dato es bien claro: Únicamente cuatro futbolistas repitieron titularidad con respecto al equipo que empató con el Deportivo de La Coruña en el último partido de Liga (0-0) disputado en El Sardinero. Y todos ellos, del centro del campo hacia atrás: Pinillos, César Navas, Marcano y Luccin.

Tal y como estaba anunciado, Juan Ramón López Muñiz inició el partido con el sistema que mejor le ha funcionado hasta el momento en los desplazamientos: el 4-1-4-1, aunque la marcha del partido le obligó a volver al 4-4-2 en la segunda parte.

Las novedades comenzaron en la portería. El asturiano dio esta vez la titularidad a Coltorti. El cancerbero suizo únicamente había actuado en el encuentro de ida de la eliminatoria previa de la UEFA ante el Honka Espoo, y ayer volvió a saborear su presencia en el equipo titular. Quizá, la fortaleza aérea de los jugadores del Twente aconsejaron al técnico a utilizar en esta ocasión al internacional suizo, aunque el gol llegó en un remate a la salida de un córner.

En la zaga, López Muñiz apostó por Pinillos y Sepsi en los laterales y César Navas y Marcano, con el centro. Un dato llama la atención sobre el resto: la presencia del joven internacional rumano en el lateral izquierdo en detrimento de Christian Fernández. El canterano, que había iniciado la temporada como titular en la izquierda, parece haber perdido toda la confianza del técnico. No entró en la convocatoria del último partido y ayer fue Sepsi el que le impidió acceder al equipo titular. Es decir, Christian es ahora mismo la tercera opción para el entrenador en el lateral .

En los demás puestos, la ausencia del lesionado Garay fue cubierta por Marcano, que de esta forma volvió al centro de la defensa abandonado, al menos por este partido, el lateral.

En el centro del campo, López Muñiz insistió en colocar a Peter Luccin como el hombre tapón por delante de la zaga y como enlace con los dos pivotes, en este caso Gonzalo Colsa y Edu Bedia. 

Los dos centrocampistas cántabros tuvieron como compañeros a Pedro Munitis y Gonçalves en las bandas. Eso sí, el del Barrio Pesquero lo hizo en la derecha -como él mismo había solicitado en su último comparecencia ante la prensa- y el portugués en la izquierda. Todo ello con la intención de tratar de aprovechar sus diagonales.

En la punta, Mohamed Tchité fue el elegido, aunque sin fortuna.

En la segunda parte, López Muñiz varió el esquema e introdujo numerosas novedades. Volvió al 4-4-2, con Luccin y Colsa como pivotes, y Munitis y Tchité en la delantera. La posterior salida al campo de Juanjo llevó de nuevo al futbolista del Barrio Pesquero a la banda. Por cierto, que el cántabro jugó ayer en tres posiciones diferentes: empezó en la banda derecha, continuó como segundo delantero y terminó en la banda izquierda.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 17:36 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario