Jueves, 25 de septiembre de 2008

Los conflictos entre las plataformas de televisi?n dejan sin partido a Cantabria

Los aficionados del Racing en Cantabria se quedaron finalmente sin poder ver el partido de su equipo en Villarreal. El motivo hay que buscarlo en el conflicto que mantienen las diferentes plataformas de televisión respecto a los derechos de retransmisión de los encuentros de los diferentes conjuntos de la máxima categoría del fútbol español.

El Racing tiene cedidos sus derechos a Mediapro que, a su vez los cedió en su momento a la operadora con la que ahora pugna, Audiovisual Sport. Por su parte, el Villarreal, que es a quien le corresponde autorizar o no la entrada de cámaras en su campo, El Madrigal, los tiene cedidos a Mediapro.

El enfrentamiento entre estas plataformas propició que el encuentro no pudiera ser visto ni siquiera bajo la fórmula del 'Pay Per View', es decir, en pago por visión. Únicamente tres plataformas ofrecieron el encuentro entre los cántabros y los castellonenses, aunque la presencia de dos de ellas es nula en Cantabria y la otra tiene una escasa implantación. Sí pudieron seguir el enfrentamiento entre Villarreal y Racing a través del canal 'Gol TV' los aficionados del País Vasco, por medio de Euskaltel, los del Principado, a través de Asturias de Cable, y los de Orange.

Anunciados

En cualquier caso, las operadoras que habitualmente ofrecen los encuentros del conjunto santanderino, 'Ono' y 'Digital +', sí ofrecían inicialmente a sus abonados la posibilidad de contratar el partido, aunque realmente no lo podía ofrecer. Se trataba quizá de una estrategia para poder hacer en un futuro reclamaciones legales ante la situación que se ha producido.

En cualquier caso, lo verdaderamente cierto es que los aficionados del conjunto verdiblanco, excepción hecha de las apenas tres decenas que presenciaron el encuentro en El Madrigal, se quedaron sin poder ver el partido de su equipo.

No es esta la primera ocasión en que el Racing se ve directamente implicado en la lucha que mantienen los tenedores de los derechos televisivos de los equipos de Primera y Segunda del fútbol español.

En unos casos ha resultado damnificado de forma indirecta y, en otros, directa. En este sentido cabe recordar que el cántabro es uno de los clubes que se ha negado a dejar entrar las cámaras de Mediapro en su estadio para no interferir en la cesión que ésta hizo en su momento a su contendiente, Audiovisual Sport.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:15 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario