Mi?rcoles, 24 de septiembre de 2008

Dos goles de cabeza en 5 minutos tumban el Racing en Villarreal

El Racing buscaba dar la sorpresa en El Madrigal ante un Villarreal que no encajaba un gol como local desde febrero y que no perdía desde diciembre del año pasado. Muñiz planteó un once defensivo obligado por las bajas de Munitis y Pereira, con Tchité, Edu Bedia y Luccin en el once titular. Con Toño en la portería, la defensa la formaron Pinillos, Garay, Marcano y Christian, con Luccin por delante como enganche del mediocampo, integrado por Colsa y el joven Edu Bedia en el centro, con Varela y Serrano en las bandas. Arriba, en solitario, Tchité, que recuperaba la titularidad.

El partido comenzó con un mayor dominio territorial del Villarreal ante un Racing que buscaba sus opciones en el contragolpe.

Éste dio el resultado que el Racing esperaba y en el primer cuarto de hora el conjunto cántabro dispuso de dos claras ocasiones de gol: la primera a los once minutos en una galopada por la izquierda de Tchité, que envió el balón fuera, y la segunda en una penetración de Valera, que se plantó sólo ante Diego López, quien desbarató el ataque visitante.

El Villarreal controlaba el partido pero no llega a las inmediaciones de la portería de Toño, quien apenas vivió situaciones comprometidas en el primer tercio del encuentro.

Dos golpes en la frente

La primera ocasión de peligro del Villarreal puso el 1-0 en el marcador. Un gol de los que habitualmente marca Capdevila, de cabeza y en el segundo palo, ya que libre de marca aprovechó un centro desde la derecha de Ángel para Batir a Toño. Grave error de la defensa racinguista que dejó al lateral internacional completamente desmarcado.

Cinco minutos después una jugada muy parecida con un cabezazo también muy similar situó el 2-0 en el marcador, en esta ocasión con un remate de Llorente. El aprovechamiento de las ocasiones marcó el primer tiempo del partido, en el que las más claras fueron para el Racing aunque el Villarreal llevó el dominio del juego.

Sin noticias en la segunda parte

La entrada de Juanjo por Bedia tras el descanso dio más movilidad al Racing en el segundo tiempo, pero el Villarreal se encontraba cómodo y no vio peligrar la cómoda ventaja que llevaba en el marcador.

Un remate de Tchité, el mejor jugador del Racing, en el minuto 64 y otro de Valera en el 65 concentraron el bagaje ofensivo del equipo cántabro en el segundo tiempo, periodo en el que las alternativas ofensivas fueron mayores que en el primero pero en el que las acciones de calidad aparecieron con cuentagotas. De nuevo el Racing volvió a la carga, esta vez por parte de Gonçalves, que sustituyó a Pinillos, pero que tras regatear al portero no pudo concretar en gol.

Aunque el Villarreal no descartaba ampliar la cuenta pero prestaba más atención a controlar a su rival y a no padecer más desgaste que el imprescindible teniendo en cuenta lo apretado del calendario.

A medida que el partido se aproximaba a su tramo final, el Racing perdió fuelle, consciente de que la distancia era difícil de reducir, y el encuentro llegó a su conclusión sin más sobresaltos y con el Villarreal como justo vencedor , pero sólo por la calidad que separa a ambas plantillas. Está claro que los de Muñiz tienen grandes carencias ofensivas, añadidas en el partido de hoy a preocupantes dudas en la defensa. El partido se encaminó sin freno al final con un Villarreal plácido en la posesión de balón y un Racing sin ánimo, sin fuerza, mostrando su desesperación a través de faltas que costaron tarjetas amarillas y, sobre todo, sin gol, lo más preocupante y que ya ha quedado demostrado en todos los partidos de esta temporada. 


Ficha técnica:

2 - Villarreal: Diego López, Ángel, Gonzalo, Godín, Capdevila, Marcos Senna (Bruno, m.85), Eguren, Cazorla, Pires (Ibagaza, m.62), Nihat (Matías Fernández, m.73) y Llorente.

0 - Racing de Santander: Toño, Pinillos (Gonçalvez, m.66), Garay, Marcano, Christian (Sepsi, m.75), Luccin, Colsa, Valera, Serrano, Tchité y Edu Bedia (Juanjo, m.46).

Goles: 1-0, m.27: Capdevila. 2-0, m.32. Llorente.

Árbitro: Iturralde González (Colegio Vasco). Mostró tarjeta amarilla a los locales Godín, Eguren e Ibagaza y a los visitantes Varela, Garay, Luccin, Valera y Tchité.

Incidencias: partido de la cuarta jornada de Liga disputado en el estadio de El Madrigal ante 18.000 espectadores. Ambos equipos lucieron brazaletes en señal de duelo por el último asesinato de ETA en la localidad cántabra de Santoña. Por este motivo también se guardó un minuto de silencio. Terreno de juego en buenas condiciones.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 23:05 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario