Mi?rcoles, 24 de septiembre de 2008

Un Racing sin olfato goleador no consigue remontar en Villarreal

Tchité, Varela y Gonçalves contaron con varias oportunidades, pero el equipo no tuvo fortuna de cara a puerta y sumó mortales errores defensivos que costaron los goles de Capdevila y Joseba Llorente antes del descanso. La segunda parte no tuvo ninguna historia.

El Racing busca dar la sorpresa en El Madrigal ante un Villarreal que no encaja un gol como local desde febrero. Muñiz plantea un once defensivo obligado por las bajas de Munitis y Pereira, con Tchité, Edu Bedia y Luccin en el once titular. Con Toño en la portería, la defensa la forman Pinillos, Garay, Marcano y Christian, con Luccin por delnate como enganche del mediocampo, integrado por Colsa y el joven Edu Bedia en el centro, con Varela y Serrano en las bandas. Arriba, en solitario, Tchité, que recupera la titularidad.

El Racing ha salido bien plantado al campo con una disposición táctiva 4-1-4-1, con Tchité como hombre más adelantado. Precisamente el congoleño ha gozado de la primera oportunidad del partido cuando se alcanzaba el minuto 15 con un disparo que pasó cerca del palo derecho de Diego López.

El Racing continúa llevando la iniciativa, controlando el centro del campo y contando con ocasiones, como una falta al borde del área sacada de forma inocente por Edu Bedia y con dos internadas de Varela, una de ellas culminada con un disparo raso que se vio obligado a sacar con el pie el portero amarillo.

Y en la primera oportunida de la que gozó el Villarreal, Capdevila remató de cabeza a gol un centro de Ángel desde la derecha cuando se encontraba totalmente solo en el área pequeña. Grave fallo defensivo que cuesta al Racing un resultado inmerecido.

Y apenas cinco minutos después y tras gozar el Racing de una buena oportunidad robada de la cabeza de Tchité, el Villarreal da un segundo y golpe duro al Racing. De nuevo Ángel centra desde la derecha y Llorente remata también sólo para poner el 2-0 en el marcador. La puntería de cara a puerta marca otra vez la diferencia en el resultado, porque el Racing ha jugado bastante mejor que el Villarreal en la primera parte. A partir de ese momento, el Racing desapareció y todo lo que fueron virtudes como el control de juego y la buena disposición táctica se convirtieron en blandura en defensa y apatía en la actitud.

Con este resultado 2-0 se llegó al descanso. La segunda parte comienza con un cambio en el Racing: Juanjo sustituye a Edu Bedia en busca de los goles que se le niegan al conjunto santanderino, pero hasta el momento las sensaciones no son las mejores, puesto que el Villarreal cuenta con espacios donde está dejando patente su calidad técnica y su precisión en los pases. Mucho tendrá que cambiar la situación para los de Muñiz consigan arrancar algo positivo de Villarreal.

Mediada la segunda parte, el Racing se reactiva con dos oportunidades seguidas, ambas detenidas por Diego López, sin duda el mejor del Villarreal: Tchité disparó junto al palo, tras dejada de cabeza de Juanjo, y el portero sacó una mano salvadora. En el corner posterior, Varela remató cruzado y paró de nuevo Diego López, que ha tenido que intervenir poco pero lo ha hecho de forma decisiva. De nuevo el Racing a la carga, esta vez por parte de Gonçalves, que ha sustituido a Pinillos, pero que tras regatear al portero no pudo concretar en gol.

Está claro que los de Muñiz tienen grandes carencias ofensivas, añadidas en el partido de hoy a preocupantes dudas en la defensa. El partido se encaminó sin freno al final con un Villarreal plácido en la posesión de balón y un Racing sin ánimo, sin fuerza, mostrando su desesperación a través de faltas que costaron tarjetas amarillas y, sobre todo, sin gol, lo más preocupante.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 22:32 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario