Lunes, 28 de julio de 2008

Duscher tensa la cuerda

Duscher comienza a impacientarse y así lo ha demostrado en varias entrevistas concedidas a diferentes medios sevillanos. El internacional albiceleste descubrió que Francisco Pernía le dijo que no se preocupara, durante la reunión que mantuvo con él días antes de partir hacia Bad Kreuznach. «Creo que los clubes tarde o temprano llegarán al acuerdo. El presidente me lo comentó personalmente y me dijo que iban a cerrar lo mejor para el club y para mí. Creo que no va a haber problemas, porque fui libre al Racing y espero que ésto lo valoren aquí». 

El problema para Duscher radica en que todavía no hay un acuerdo entre clubes y no sería la primera vez que un fichaje que estaba casi hecho, termina yéndose al traste. Una lesión inesperada, otro futbolista que se pone a tiro, una negociación enquistada entre dos presidentes que no dan su brazo a torcer... Precedentes que asustan a Duscher, quien puede volver a la élite del fútbol nacional, tras su salida del Deportivo. 
«Espero que esta semana se pueda hacer. Entre el Sevilla y nosotros está todo hablado. El acuerdo está cerrado por tres temporadas. Espero que no se demore más porque no es bueno ni para el Racing, ni para mí. Imagina que me lesiono y se cae todo, no voy a meter la pierna al 100%», aseguró el futbolista, que todavía pertenece al Racing.
El argentino sabe que puede dar un más que merecido ‘braguetazo’ y está poniendo de su parte para que Pernía le conceda su mano a Del Nido. Duscher se asegura tres años más de contrato en un club grande y con aspiraciones, experimentado una sustancial subida en sus emonumentos. Por otro lado, el club de Nervión firma a un jugador contrastado y aclimatado a la Liga española, asustado por el sobrepeso de experimentos como el de Romaric. El problema radica en la dote que debe percibir el club verdiblanco, dado que Pernía no piensa dejar escapar así como así a una de sus ‘hijas casaderas’. 
Duscher ya conoce a todos los miembros de la que, espera, sea su nueva familia. El argentino reconoció que ha estado hablando con Manolo Jiménez y sabe lo que el técnico sevillista espera de él. Afirma que no le asusta llegar al conjunto hispalense con la misión de hacer olvidar a dos futbolistas tan apreciados en el Ramón Sánchez Pizjuan como Poulsen o Keita. Y es que el jugador ya está curado de espanto. Como recordó el todavía racinguista, ocupar la demarcación de mediocentro en el Deportivo de la Coruña, supone soportar sobre tus hombros las contínuas comparaciones con el idolatrado Mauro Silva.

Fuente: Alerta


Publicado por Castro2 @ 23:15 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario