Martes, 24 de junio de 2008

Pern?a responde a Merino

Cuando un periodista pregunta a Francisco Pernía en una rueda de prensa sabe que puede obtener dos tipos de respuestas. Puede irse por los cerros de Úbeda o mostrarse ‘más claro que la luna’, que decía el cantante Jesús Adrián Romero. Siempre cortés y atento, no rehuyó las diferentes cuestiones que se le plantearon durante la despedida de Ángel Viadero. Sobre la confección la plantilla de cara al próximo ejercicio, Pernía hizo gala de un buen juego de piernas y se limitó a recordar que «a día de hoy, el Racing tiene la misma plantilla que logró la clasificación para la UEFA. Otras temporadas cuando se habla de los fichajes, parece que hace falta traer a diez futbolistas. Este año hemos mantenido el bloque, sólo han salido los jugadores cedidos y queremos seguir contando con Pablo Álvarez y Ayoze». Por lo tanto, el conjunto montañés está a la espera de concretar las salidas para cubrir los huecos que puedan aparecer. 

No obstante, quiso enviar un mensaje al entorno de los jugadores con los que está negociando su continuidad en Santander al afirmar que quiere una «contestación inmediata». Por contra, Pernía no rehusó el cuerpo a cuerpo cuando se le preguntó por las críticas palabras de Jesús Merino durante su despedida. En primer lugar aseveró que «cuando me he marchado de alguna empresa, me he ido y ya está. Nunca he pedido una indemnización», sin querer entrar a decir si ha sido un despido o un acuerdo por ambas partes, la salida del ex secretario técnico. En cuanto al carácter presidencialista que le atribuye Merino a sus actuaciones, lo justificó con naturalidad. «No sé lo que quiere decir exactamente con ésto, pero tengo muy claro que si las cosas van mal todos van a mirar hacia mí, de modo que como mi responsabilidad es administrar esta empresa, yo soy el que toma las decisiones. Me pueden aconsejar, pero nada más, porque no me van a decir lo que debo hacer». 
Sobre los agentes y externos y el protagonismo de Eugenio Botas en el club, respondió que «es normal asesorarse con gente de fuera», defendiendo que «el único representado de Botas que ha formado parte del Racing ha sido Marcelino, de quien todos estábamos de acuerdo en su contratación». Además, recordó que los futbolistas sudamericanos que han llegado estos años fueron a través de los representantes de Merino. La última frase sentenciadora fue que «Jesús Merino trabajaba para una empresa que se llamaba Jesús Merino, pero le pagaba el Racing». Pernía lo explicó con un ejemplo. «Esto es como si alguien va a ver un partido a Argentina y a su regreso le preguntas y te dice que vio cosas interesantes, pero no pasa nada más».

Fuente: Alerta


Publicado por Castro2 @ 22:45 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario