S?bado, 07 de junio de 2008

Condenados... a no entenderse

Francisco Pernía y Jesús Merino, están condenados... a no entenderse. A nadie se le escapa que las relaciones entre el presidente de la entidad y el secretario técnico del club, si no distantes, sí son frías. El mejor ejemplo de esta situación son las palabras del propio Pernía que, por medio de unas declaraciones a este rotativo, anunciaba hace unos días la intención de la entidad de realizar una serie de cambios en el organigrama del club. Unas modificaciones que afectarán directamente a la parcela deportiva.

Francisco Pernía no está contento con la actuación de Jesús Merino. La dilación en la concreción de algunos fichajes o en la salida de determinados jugadores de la plantilla esta y la anterior temporada, llevaron en numerosas ocasiones al presidente del Racing a tener que reconocer que «no se había funcionado bien» en dicha parcela. La principal consecuencia de esta situación puede ser la pérdida de poder de Jesús Merino con la llegada al banquillo de Juan Ramón López Muñiz. No hay que olvidar que el todavía técnico del Málaga desempeña en el cuadro andaluz las funciones de director deportivo y que tiene un amplio conocimiento del mercado. Sus fichajes, además, suelen estar presididos por un hecho muy claro: coste cero.

Por si fuera poco, la intención del Racing es crear una nueva comisión deportiva en la que Jesús Merino deberá someter todas sus aportaciones.

Informe

Mientras tanto, el secretario técnico del Racing ha insistido una y otra vez, en diferentes manifestaciones, que su intención es continuar en el club, con el que tiene firmado un contrato indefinido. Jesús Merino lo que sí reclama son medios humanos para que la secretaría técnica pueda funcionar con corrección. Como ejemplo aporta la situación de Fede Castaños, dedicado casi en exclusividad la temporada ahora finalizada a realizar para Marcelino informes sobre los rivales. En este sentido, Jesús Merino presentó ayer un informe al presidente Pernía en el que solicita la incorporación de dos nuevos técnicos al organigrama, uno de ellos Amunike. La cuestión que se plantea ahora es qué ocurrirá si el club rechaza el informe de Merino.

Fuente: El Diario Montañés
Publicado por Castro2 @ 11:41 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario