S?bado, 10 de mayo de 2008

'Hemos perdido intensidad defensiva'

«Tenemos que mejorar esa faceta. Hemos perdido intensidad defensiva y los rivales están acertando mucho». Marcelino no está dispuesto a que todo el trabajo acumulado en la temporada se pierda por la debilidad de la defensa. Llega la hora de los exámenes de fin de curso y el Racing sólo tiene que ser, por dos semanas más, ese alumno aplicado de todo el año.

Eso es especialmente válido ante el compromiso que se le viene encima: un Athletic que quiere vengarse en un Racing brillante de su trayectoria opaca a lo largo de la presente campaña. El técnico racinguista considera al conjunto vizcaíno especialista en sacar premio de las jugadas a balón parado, justo en las que sus hombres han cometido más errores en los últimos tiempos.

Demasiados goles

Dice Marcelino que el Racing viene pagando con «demasiados goles» la pérdida de eficacia de la zaga. Si esta situación es ya de por sí preocupante, lo es mucho más ante este contrincante. «El Athletic ganó al Murcia con dos goles a balón parado», recordó ayer el míster, añadiendo que «con Yeste en el campo tienen un gran lanzador y, además, gente muy alta que va muy bien de cabeza».

Ya cualquiera sabe que una de las razones del éxito que acompaña a Marcelino es tanto su buena capacidad de análisis del rival como la detección del elemento que puede resultar clave en cada encuentro. El domingo, según sus valoraciones, el resultado en San Mamés dependerá en gran medida del acierto del Racing para defender las acciones a balón parado.

Un lateral alto

Con el objetivo de reforzar la defensa y en previsión del juego de estrategia del Athletic, Marcelino ya ha anunciado que introducirá «un lateral alto». Lo cierto es que no tiene otro remedio, teniendo en cuenta que Luis Fernández sigue recuperándose, después de que el Comité de Competición desestimara el recurso presentado por el Racing a la segunda tarjeta amarilla que vio Ayoze en el partido ante el Sevilla. Para cubrir esta baja baraja dos opciones: apostar por Marcano en la banda izquierda o desplazar a este puesto a Pinillos para que juegue Sergio Sánchez en la derecha.

Pero, por encima de todo, lo que Marcelino quiere evitar es que cunda el pánico. Después de la línea regular que ha seguido el equipo en la Liga, la derrota de la última jornada y la renovada amenaza de los otros aspirantes a entrar en la zona europea no debe mermar la confianza en el Racing.

El preparador asturiano simplemente espera que el próximo choque se parezca a a los otros tres que ha jugado este año el Racing con el Athletic, porque «cada equipo tiene su estilo definido y el partido será definido en cuanto al juego, no en lo que le rodea, que no es igual». Visto así, tranquiliza recordar que el cuadro santanderino derrotó al bilbaíno por 1-0 en el partido de Liga de ida, disputado en El Sardinero, lo mismo que sucede al rememorar la eliminatoria de la Copa del Rey ante idéntico contrincante: 2-0 en los Campos de Sport y un épico 3-3 en La Catedral. Ese resultado, que barrió al Athletic de la competición, y las ganas de venganza, componen toda la motivación extra del contrario ante el choque. Nada, comparado con la oportunidad que tiene el Racing de hacer historia.

Fuente: El Diario Montañés
Publicado por Castro2 @ 12:22 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario