S?bado, 12 de abril de 2008

Racing y Valencia, con objetivos diferentes

Ni la diferencia existente en estos momentos entre ambos equipos en la clasificación. Ni el ambiente radicalmente distinto que se vive en cada uno de sus vestuarios. Lo que debe aprovechar el Racing en su visita al Valencia son sus incontestables virtudes, esas que le han permitido convertirse en el verdadero equipo revelación de la temporada y que, por el momento, le mantienen en puestos europeos. Estos son los grandes argumentos que el Racing puede esgrimir hoy ante un Valencia tocado, seguro, pero ciertamente peligroso a tenor de los hombres que forman su plantilla.

Marcelino, como todos y cada uno de los componentes de su plantilla, tiene claro que para sacar algo positivo de su visita a Mestalla el Racing tiene que ser fiel a sí mismo. Debe ser ese equipo concentrado, entregado durante los 90 minutos de juego, solidario, siempre correcto vamos, que para regresar de tierras levantinas con una alegría deberá ser todo aquello que hace apenas siete días no fue capaz de ser en su campo ante un crecido Deportivo de La Coruña.

Nada fácil

Por mucho que la teoría sea simple -el Racing está cansado de representar este papel a lo largo de toda la temporada y los éxitos conseguidos le avalan-, ponerla en práctica hoy ante el Valencia no será en absoluto sencillo. No sólo porque por mucho que esté atravesando un momento penoso el conjunto 'ché' es uno de los grandes de la Liga y porque en su plantilla cuente con una casi interminable lista de internacionales, sino porque además el equipo de Koeman no puede permitirse ya ni un solo tropiezo más ante su cansada afición. Ni siquiera el hecho de que en apenas unos días tenga que jugar el que sin duda será el partido más importante de la temporada para ellos -la final de la Copa del Rey- hará que el Valencia se relaje. De hecho, el técnico holandés mantendrá en buena medida el que puede considerarse su equipo titular, eliminando de esta forma cualquier tipo de especulación respecto a la posible alineación de un once plagado de suplentes.

Tampoco tendrá demasiados problemas Marcelino a la hora de confeccionar su equipo inicial. Las cosas parecen claras. Toño es un fijo en la portería, condición que se ha ganado a base de buenos partidos. También parecen tener un puesto asegurado en la defensa Pinillos y Ayoze. El riojano se colocará en la banda derecha y el canario, en la izquierda. En donde sí puede haber alguna duda es en el centro de la zaga. César Navas parece que tiene todas las papeletas para jugar de inicio, mientras que Moratón y Oriol pugnan por ser su acompañante.

En el centro del campo, Duscher y Colsa formarán un doble pivote que, a todas luces, resulta fundamental en este equipo, como también lo es la presencia de Jorge López, que se reencontrará con su ex equipo, y de Óscar Serrano. Ambos se colocarán en las bandas.

Las tareas ofensivas correrán a cargo de Munitis, que ha recuperado su mejor momento de forma, y Tchité, máximo goleador del equipo.

El equipo rival

El técnico del Valencia, Ronald Koeman, ha presentado una convocatoria de veintiún futbolistas para este encuentro, en la que las novedades son Villa y Vicente quienes se encuentran recuperados de sus respectivas lesiones, aunque es muy probable que ni un o ni otro estén en el equipo inicial, según informa Efe.

La asignatura pendiente del Valencia es la resolución de sus partidos en casa, ya que en 2008 sólo han ganado un encuentro de Liga ante su público, pero en esta ocasión un objetivo inexcusable para el equipo es no caer en el error de pensar en la final de Copa del Rey que jugará el miércoles contra el Getafe en Madrid.

En el entorno del Valencia existe por ello mucha preocupación puesto que es necesario hacer un paréntesis en la expectación que ha generado la Copa del Rey para centrarse en la Liga y alejarse de los puestos de descenso.

Fuente: El Diario Montañés
Publicado por Castro2 @ 13:56 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario