Lunes, 31 de marzo de 2008

Serrano volvi?, soport? la presi?n y marc?

A Serrano no le afectaron en absoluto los silbidos con que los aficionados 'periquitos' le recibieron ayer en el Olímpico de Barcelona. Ni le inmutaron. El jugador catalán fue a los suyo, que no es otra cosa que pelear todos los balones, correr como un poseído y, en ocasiones, marcar algún que otro gol. Y ayer, curiosidades del destino, le tocó hacerlo ante el equipo con el que se consolidó en Primera División y del que, tras una agria polémica que acabó en los tribunales, dio el salto al Racing.

Como antes con los silbidos, el interior zurdo del Racing ni se inmuto cuando marco. Su celebración fue más o menos tibia. Contento, sí, pero sin estridencias. Apenas una sonrisa y una señal hacia el cielo de la Ciudad Condal. Y es que, quizá, todavía esté muy reciente, demasiado, la celebración del 'gol de su vida' que hizo Javier Casquero ante el Racing en el Coliseo Alfonso Pérez. Serrano no quiso que la historia se repitiera o, a lo mejor, es que no guarda rencor alguno hacia el conjunto barcelonés. En cualquier caso, lo cierto es que Serrano, estuvo contenido en su celebración.

En lo que no lo estuvo tanto fue en su juego. El centrocampista del conjunto santanderino volvió a evidenciar que es un jugador con un peso específico importantísmo dentro del esquema de Marcelino. Sus internadas por la banda izquierda son una de las armas esenciales de este sorprendente Racing. Su colaboración en las tareas de contención, una necesidad que se cumple día a día en un equipo que precisa que todos, absolutamente todos, arrimen el hombro.

Y Óscar Serrano lo hace. Lo hace tanto que el racinguismo apenas le ha recriminado que la ingenua acción que acabó con él en la caseta de forma precipitada tuviera una incidencia más que importante en el partido de vuelta de la semifinal de la Copa del Rey contra los azulones del Getafe.

El jugador, por el gol, por la victoria y por el juego personal y el del equipo, estaba ayer completamente satisfecho. «Hemos sido muy superiores. Hemos hecho bien lo que teníamos que hacer y el resultado final es totalmente justo», aseguraba el futbolista que considera además que, a partir de ahora, «hay que disfrutar de cada partido y tratar de sacar lo máximo, porque todo lo que nos queda son finales».

Fuente: El Diario Montañés
Publicado por Castro2 @ 18:57 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario