Jueves, 20 de marzo de 2008

Se acab? el sue?o

Un partido épico, lleno de intensidad, con ocasiones clarísimas... Pero no pudo ser. A pesar de que el Racing marcó muy pronto -en el minuto 6- el primer gol, no pudo marcar más. En la segunda parte, la expulsión de Serrano y el gol de Casquero, con polémica incluida porque Garay se había lesionado segundos antes, bastaron para dejar al Racing fuera de la final. Un partido histórico, con un Sardinero abarrotado, en el que no se pudo conseguir el sueño de una afición que no dejó solo al equipo ni un minuto. Ni siquiera después de finalizado el partido.
El inicio del partido dio la pauta de lo que serían esos primeros 45 minutos. El Racing salió en tromba, dispuesto a marcar un ritmo altísimo. Al primer minuto, los verdiblancos tuvieron la primera oportunidad tras el lanzamiento de una falta. En el minuto 6 el Racing bota su primer córner. Tras el saque, un pase de Jorge López al área pequeña es rematado por Pedro Munitis, solo en el área pequeña. Llegaba el primer gol y El Sardinero estallaba de júbilo. La primera parte del trabajo estaba hecha mucho antes de lo que se pensaba.

Pero el Getafe tampoco se amilanaba. Los de Laudrup avisaban y ponían a prueba los guantes de Coltorti. El suizo respondía con tres buenas intervenciones. A los 17 minutos, los 'azulones' botaron un corner que Belenguer, que ya tenía una cartulina amarilla, remató solo de cabeza en el área pequeña. Milagrosamente, el balón salió por la izquierda de la meta del portero suizo.

El Racing necesitaba, además de otro gol, mucha calma. Lo que de mitad hacia adelante era ritmo y presión constante, de mitad hacia atrás eran indecisiones que hacían temer que en cualquier momento los getafenses pudiesen tener una oportunidad clarísima. Los dos equipos jugaban con una intensidad propia de una vuelta de las semifinales de la Copa del Rey.

Pero las principales ocasiones eran para los verdiblancos. Una de Jorge López, que cruza demasiado un disparo ante Ustari. Otra de Tchité -con Munitis, el mejor de los racinguistas en la primera mitad-, y ya en el minuto 29, otra oportunidad, esta vez clamorosa, de Jorge López, que lanza a bocajarro tras un pase de Tchité. Ustari saca por bajo a corner.

El Racing seguía en tromba. El Getafe tiene que hacer frente a otro contratiempo, como es la lesión de Pablo Hernández y su sustitución por Gavilán. En el minuto 41 llega la ocasión más clara del Racing para marcar el segundo. Un pase de Serrano lo remata Tchité en el área pequeña, pero el balón, que quizá le bota un poco antes del golpeo al congoleño, sale por encima del larguero. La grada ya cantaba el gol...



Sigue la intensidad en la segunda parte

La segunda parte comenzó igual que acabó la primera. Con gran intensidad por parte de ambos equipos. En el primer minuto, Colsa tuvo una clara oportunidad frente a Ustari.

A los nueve minutos, el ex del Racing, Javier Casquero, entra en sustitución de Belenguer. Poco después, Tchité, a pase de Serrano, manda un balón cerca del palo derecho de Ustari.

Laudrup realiza su tercer cambio en el 16 de la segunda mitad, cuando entra Albín por Braulio. El partido transcurre sin grandes ocasiones y en el minuto 25, Munitis sale del campo y entra el polaco Smolarek. Nada más entrar, tiene una ocasión de gol.
En el minuto 28, Serrano comete falta sobre Granero y ve la cartulina amarilla. Pero dos minutos más tarde, tras un córner favorable al Racing, el Getafe sale a la contra. Granero se va a toda velocidad con Serrano pegado a él y el jugador racinguista se ve oblligado a cortar su galopada. Segunda amarilla y el catalán al vestuario. A quince minutos para el final del encuentro, la remontada se complicaba todavía más para los de Marcelino.

El gran mazazo llegaba a diez minutos del final. Garay se lesiona al lado de dos jugadores del Getafe, pero los azulones no echan el balón fuera. Los de Laudrup siguen jugando y el recién entrado Casquero, desde fuera del área lanza un derechazo que entra por la portería de Coltorti. Empate a uno y la eliminatoria ahora sí que parecía imposible.

El Racing lo intentaba pero no podía. El Getafe controlaba el partido y se dedicaba a tocar y tocar la bola. La entrada de Iván Bolado no sirvió para nada. Los madrileños se dedicaron a contemporizar hasta el final. 1-1 y punto final a un sueño.

La afición, memorable

El partido concluyó. Un conato de tangana en el túnel de vestuarios, algo de bronca... Pero faltaba la guinda. La afición del Racing, muchas veces tildada de fría, comenzó a corear a su equipo. "Racing, Racing...",, 'La fuente de Cacho', cantado a pleno pulmón por un Sardinero del que no se había movido nadie. En los micrófonos de Punto Radio DM, algunos jugadores no podían evitar las lágrimas. Todos coincidían en agradecer de una forma especial al público su apoyo y en señalar que esta noche era un punto de inflexión en la historia del Racing.

Fuente: El Diario Montañés
Publicado por Castro2 @ 1:11 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario