Lunes, 12 de noviembre de 2007

Un milagro y To?o

?Hecho no explicable por las leyes naturales y que se atribuye a intervenci?n sobrenatural de origen divino?. Esta es la definici?n de milagro que recoge en su diccionario la Real Academia de la Lengua. Y eso es, m?s o menos, lo que ocurri? ayer en el partido jugado por el Racing y el Deportivo. Puede que lo de la intervenci?n divina sea algo exagerado para definir lo que pas? en Riazor, aunque desde luego no es normal que un equipo, el c?ntabro, que estuvo a merced de su rival durante buena parte del encuentro, acabe llev?ndose los tres puntos al convertir en gol la ?nica ocasi?n de que dispuso durante los 90 minutos. Tampoco lo es que otro, el gallego, se marche del partido con su casillero vac?o despu?s de haber tenido muchas oportunidades para marcar. Claro que si se tiene en cuenta que To?o, el Zamora de Primera Divisi?n, es el portero del Racing y que ayer tuvo una excepcional actuaci?n la cosa se entiende un poco m?s.

Desde el principio

Desde que P?rez Lasa pit? el inicio del encuentro, se comenz? a ver que el de ayer, al menos en lo que al juego se refiere, no iba a ser el partido del Racing. M?s desordenado, con m?s problemas defensivos y nulo en ataque. As? estuvo el conjunto santanderino en el partido de ayer en Riazor.

Marcelino, tal y como hab?a anunciado, mantuvo el mismo bloque, aunque el rendimiento obtenido fue radicalmente diferente al de los ?ltimos encuentros. Si en otros casos el equipo se hab?a apoyado en una solidez defensiva poco menos que incuestionable, ayer, ante un Deportivo voluntarioso, pero nada m?s, el sistema de contenci?n verdiblanco qued? en entredicho. Los jugadores del conjunto gallego campaban a sus anchas en cuanto atravesaban la l?nea del centro del campo mientras que los del Racing sacaban a relucir de golpe todos los defectos que hasta ahora apenas hab?an mostrado.

Fruto de este desbarajuste defensivo, las ocasiones para los gallegos, algunas muy claras, fueron llegando y s?lo el desacierto de los delanteros, en unos casos, o las intervenciones de To?o -?ste si que no fall?- evitaron que los de Lotina se fueran al descanso con el partido completamente encarrilado.

En todas las l?neas

Pero no fue ?nicamente en el terreno defensivo en donde el Racing hizo aguas ayer. En el centro del campo Duscher se hart? de perder balones -quiz? la presi?n de volver a la que ha sido su casa durante las ?ltimas siete campa?as pesara demasiado- y Colsa tampoco ayud? demasiado. Arriba, en donde el equipo de Marcelino se ha mostrado hasta ahora poco acertado aunque con capacidad de crear ocasiones, Tchit? y Smolarek sencillamente no existieron y cuando hicieron acto de presencia fue para desperdiciar cualquier posibilidad de llevar algo de peligro a la porter?a de Aouate. Ni siquiera las te?ricas facilidades que podr?a ofrecer el equipo coru??s por su banda izquierda, con un lateral de marcada vocaci?n ofensiva y con la presencia en esa zona del incombustible Munitis, fueron aprovechadas.

Con este panorama, pensar en cualquier otra cosa que no fuera irse al descanso perdiendo era un milagro. Y eso es lo que debi? ocurrir, porque cuando P?rez Lasa dio por finalizada la primera mitad del partido el marcador a?n reflejaba un alucinante cero a cero. Pero lo m?s sorprendente estaba a?n por llegar. El D?por sali? lanzado tras el descanso. Las ocasiones iban cayendo sin descanso y en todas y cada una de ellas To?o interpret? el papel de protagonista. El portero del equipo santanderino fue un muro infranqueable para los delanteros coru?eses que, como el resto de sus compa?eros, se quedaron de piedra cuando Tchit?, tras una buena jugada de Jorge L?pez y Munitis, consegu?a batir a Aouate. Todo Riazor, incluidos los aficionados del Racing, no daban cr?dito a lo que estaba ocurriendo. Y es que el equipo de Marcelino, en uno de los peores partidos de la presente temporada se estaba llevando una victoria en un partido en el que, a diferencia de otros muchos, no la hab?a merecido. En cualquier caso, con tres puntos m?s en su casillero, y ya son 20, el Racing afronta el descanso liguero en una inmejorable posici?n y, lo que es m?s importante, con pr?cticamente la mitad de los deberes hechos y s?lo van 12 jornadas.

Fuente: El Diario Monta??s
Publicado por Castro2 @ 15:38 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario