Lunes, 03 de septiembre de 2007

Racing, a por el salto de calidad

DOS empates frente a Barcelona y Zaragoza es m?s de lo que se esperaba de un equipo por hacer. Alivio y esperanza. Dos partidos no alcanzan para sacar muchas conclusiones pero s? marcan tendencia: el Racing apunta a ser esta temporada el equipo dif?cil de batir, por momentos desesperante para los rivales, que ya fue la temporada pasada. Con esa vitola el Racing de Portugal transit? sin problemas por la Primera Divisi?n y se qued? a las puertas de objetivos mayores cuando lleg? la hora de la verdad. Falta por saber si ahora el equipo dar? el salto de calidad que pretende el ambicioso Marcelino con un atrevimiento que merece aplauso. Un poco de ilusi?n no le hace da?o a nadie.

El partido del s?bado es un reflejo cabal de las fortalezas y debilidades que acredita el Racing en este arranque de la Liga. El orden, la solidaridad y el compromiso en la presi?n y la firmeza defensiva desinflaron a este Zaragoza que lleva el sello de River -Diogo, Ayala, Aimar, D?Alesandro-, en su clase desbordante y en su habitual dispersi?n en el juego. Y cuando hizo falta all? estuvo To?o, siempre barroco en sus adornos pero esta vez eficaz en tres o cuatro balones que se colaban. Nuestro discutido portero ha reaccionado en positivo ante la alargada sombra del suizo Coltorti.

L?stima que al Racing se le vieran las miserias cuando se puso en ventaja en el marcador en el ?nico lanzamiento entre los tres palos. Porque no hubo m?s. El partido estaba para matarlo. O para rematar al rival. Pero ni una cosa ni otra es posible si se resigna por completo la posesi?n del bal?n. Fue como si quemara. Si en medio campo llega a haber un poco m?s de criterio en la salida, un poco m?s de precisi?n o un poco m?s de gasolina, y en el ataque un poco m?s de veneno, al Zaragoza no le hubiera servido su

apelaci?n a la heroica.

Pero esto es lo que hay. De momento. Al menos, los fichajes 'in extremis' del centrocampista organizador Szetela y el delantero Mohamed Tchit?, con independencia de su coste y del resultado que den, suponen un buen diagn?stico de las principales carencias del Racing. Marcelino tiene ahora dos semanas para acoplar los refuerzos y, ya puestos, darle una vuelta al poder ofensivo en las bandas.

Fuente: Diario Monta?es
Publicado por Castrenyo @ 15:56 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario