S?bado, 16 de junio de 2007

Pablo Alfaro: el adi?s del abuelo de la Liga

Pablo Alfaro dejar?, tras diecisiete a?os en la ?lite y siendo el jugador que m?s temporadas ha jugado en Primera Divisi?n, la disciplina racinguista para comenzar una nueva andadura en el conjunto de Nervi?n, pero esta vez detr?s de las gradas.

Pablo Alfaro Armengot se ha convertido a sus 38 a?os en el jugador en activo m?s veterano de la Liga espa?ola. Desde que el 3 de septiembre de 1989 se estrenar? en la m?xima competici?n nacional defendiendo la el?stica del Zaragoza en La Romareda, el defensa ma?o continu? desarrollando una larga trayectoria que termina este fin de semana. Colgar? las botas para ocupar un cargo en el club donde lo convirtieron en un h?roe: el Sevilla F.C.

Durante estas 17 temporadas, el zaguero ha pasado por un amplio n?mero de equipos: Zaragoza, Barcelona, Racing de Santander, Atl?tico de Madrid, M?rida y Sevilla. Una dilatada carrera en la que ha saboreado tanto las mieles del ?xito como las del fracaso.

Esta andadura comenz? una tarde de septiembre, cuando debut? con el Zaragoza con una c?moda victoria frente al Rayo Vallecano. Desde ese d?a, el defensa entr? en los planes del conjunto ma?o, en el que permaneci? tres temporadas. Su gran nivel le abri? las puertas de uno de los grandes, el F.C. Barcelona. Cuando parec?a que se cumpl?a as? su sue?o de la infancia, no hacia m?s que empezar una etapa de transici?n -tan s?lo jug? siete partidos- que le sirvi? para aumentar su palmar?s: una Liga y una Supercopa.

Tras una temporada at?pica, Alfaro fich? por un humilde del balompi? espa?ol: el Racing de Santander. El zaguero permaneci? tres campa?as en el conjunto c?ntabro, jug? 108 partidos e intercal? su profesi?n con sus estudios de medicina. Su gran labor en el equipo norte?o atrajo el inter?s del Atl?tico de Madrid, que lo acab? fichando. Jug? por primera vez en Europa, pero no cuaj? en el Manzanares y decidi? abandonar el club.

Se vincul? al M?rida, donde permaneci? tres a?os. Quiz?s fuera su etapa m?s triste. Tras luchar a viento y marea por la permanencia, el conjunto extreme?o acab? descendiendo a Segunda en la campa?a 97/98. Era la primera vez que jugaba en la categor?a de plata. A pesar de todo, se comprometi? a volver a primera divisi?n con el M?rida, pero la fortuna impidi? cumplir un sue?o cada vez m?s lejano, ya que el club meritense perd?a fuelle d?a a d?a hasta que lleg? su esperada desaparici?n por problemas econ?micos en el 2000. Alfaro, uno de los jugadores m?s involucrados en el equipo, decidi? dejar Espa?a y probar suerte en Grecia, pero antes de tomar ese vuelo, Monchi, director deportivo del Sevilla, se cruz? en su vida. Un hombre al que Alfaro siempre le estar? agradecido.

El Le?n de San Fernando sab?a lo que el Sevilla necesitaba en esos momentos de penurias y pobreza: jugadores con experiencia de coste cero para sacar al Sevilla del pozo en el que estaba sumido. Fue en la capital hispalense donde Pablo Alfaro vivi? su mejor etapa como futbolista: 129 partidos en Primera y 35 en Segunda. Nunca gan? un t?tulo; pero su casta, coraje y entrega hac?a el Sevilla lo alzaron a los m?s alto que un jugador puede aspirar: ser el l?der de una afici?n.

A pesar de su gran rendimiento, el defensa se convirti? en el blanco a batir por la prensa medi?tica. Por ello, su fama de violento, agresivo y pol?mico influyeron en su vida profesional, convirti?ndose en el jugador m?s expulsado de la historia de la Liga espa?ola, algunas veces de manera justa y otras como producto de su fama. “Nunca he sido Teresa de Calcuta, pero tampoco soy Dr. Jekill y Mr Hyde”, reconoc?a cuando le preguntaban por su dureza en el terreno de juego.

Durante seis a?os fue el l?der de la afici?n del S?nchez Pizju?n, pero el espectacular crecimiento del conjunto hispalense y los achaques de la edad provocaron que Juande Ramos lo defenestrara al banquillo. Sabiendo que le quedaba un par de a?os de f?tbol, el zaguero no pod?a perder m?s tiempo y tom? la decisi?n m?s dif?cil de su carrera: dejar el club de sus amores. Con una despedida antol?gica, el capit?n sevillista agradeci? el incondicional apoyo que recibi? de una afici?n a la que llevar? siempre consigo: “Much?simas gracias a toda la afici?n sevillista. Me hab?is hecho sentir en multitud de ocasiones el hombre mas feliz de la tierra. Creo que jam?s podr? devolveros tantos sentimientos y tanto respeto y tanto cari?o como el que me hab?is regalado a m?. Os voy a llevar conmigo siempre grabado a fuego en lo m?s profundo de mi coraz?n”. Palabras entra?ables que no supon?an un adi?s, sino un hasta luego, ya que dos a?os despu?s, Pablo Alfaro regresar? a Nervi?n para ocupar un cargo en la directiva sevillista.

Tras la entra?able salida del conjunto nervionense, regres? a las filas del Racing. En el conjunto c?ntabro consigui? la titularidad y las ganas de seguir viviendo de su verdadera pasi?n, el f?tbol. Despu?s de una buena temporada, donde consigui? el gol que supuso la sufrida permanencia en Primera, el Racing renov? su cesi?n por un a?o m?s. Pero esta ?ltima temporada est? suponiendo un calvario, ya que las sucesivas lesiones, el lastre de la edad y la ardua competencia est?n provocando que Portugal no cuente apenas con ?l.

Pablo Alfaro se despide del deporte rey como el jugador que m?s campa?as ha disputado en Primera Divisi?n y el m?s viejo de la Liga. Pero el central ma?o no abandonar? el mundo del f?tbol, ya que solamente dejar? las botas para formar parte de la directiva sevillista.

Fuente: Diarios de F?tbol
Publicado por Castro2 @ 10:19 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario