Domingo, 18 de marzo de 2007

Masclet? racinguista

El equipo de Portugal se olvida de la permanencia y sue?a con puestos europeos Munitis y Oriol, art?fices de una victoria holgada en el campo m?s dif?cil de Primera

Antes de escribirla ya s? que no tiene m?rito la frasecita, pero son las fallas y uno est? obligado: el Racing fue a Valencia a quemar una traca y acab? encendiendo la masclet?. Ya est? dicho.

Pues eso, que nadie daba un duro por el Racing en el campo de uno de los que hasta ayer era aspirante al t?tulo de liga (ahora habr? que verlo), donde s?lo el Real Madrid hab?a logrado arrancar tres puntos en toda la campa?a, y resulta que el equipo santanderino gan? con holgura, asegur? pr?cticamente la permanencia ( de la que nadie dudaba) cuando ni iba a por ella y le arranc? los dientes a una de las fieras del f?tbol espa?ol. Un gol de Munitis (y eso que estaban avisados) y otro de Oriol, chaf? la fiesta a la cuadrilla de S?nchez Flores, que salt? al campo como si tuviese la paella atravesada y acabar? lamentando esta derrota tan inesperada.

El Racing quiso demostrar desde el principio que no hab?a viajado a Valencia para ser sacrificado ante el p?blico de Mestalla, unos espectadores que, todo hay que decirlo, llevan unos cuantos a?os viendo a los de Santander sacar tajada a domicilio.

Conexi?n

Se esforz? el equipo, sobre todo a trav?s de Vitolo, en conectar la parte de atr?s y la delantera, algo que siempre se busca y nunca sale. Los de casa, mientras tanto, ya empezaban a dar la lata, con Morientes enredando cerca del ?rea de To?o.

Los hombres de Portugal, como acostumbran a hacer ante gente importante, respondieron con trabajo y orden, sacando los balones con comodidad y sin permitir que ese merodeo terminase en peligro.

Que el Racing se dedique a bombear balones no es noticia; que lo haga el Valencia, al que se le supone m?s repertorio, debe ser preocupante para los suyos. El cuadro monta??s se aprovech? de esa falta de imaginaci?n: Zigic, Rub?n y Garay no tuvieron problema para espantar todas las pelotas que llegaron por arriba.

El once de S?nchez Flores no terminaba de entrar en calor, y en el minuto 19 se qued? helado con el 0-1 que plant? Munitis en el marcador. Todo el mundo conoce el ant?doto contra el Racing: tapar al grande y cubrir el desmarque del peque?o, pero pocos aciertan. Una falta botada por Garay y tocada, entre otros, por Zigic, fue a parar a Munitis, que se encarg? de meter el bal?n en la porter?a de Ca?izares.

Era de esperar que el Racing se pusiese el traje de ultradefensivo, pero volvi? a sorprender al confiar en sus posibilidades y mantener la ambici?n, aunque los jugadores aprovechasen el m?s m?nimo encontronazo para caer fulminados y perder un poco de tiempo. El conjunto de Portugal no tuvo que matarse para conservar segura la renta, ya que el Valencia, incapaz de cambiar de registro, no se gan? el empate, y eso que To?o tuvo que lucirse en un par de ocasiones.

Tras el descanso y la entrada en el campo de Joaqu?n y Hugo Viana, daba la impresi?n de que las cosas pod?an cambiar. El tono apagado del equipo local dej? pas? a un juego mucho m?s vivo, con una banda izquierda muy revoltosa.

El Racing, que segu?a a lo suyo, ya no estaba tan c?modo, aunque tampoco llegaba a pasar grandes apuros. Fue al cuarto de hora cuando volvi? a respirar tranquilo, en el mismo momento en que Oriol, un nuevo miembro del club de los defensas-goleadores, marc? el 0-2 al rematar un saque de esquina botado por Munitis.

El Valencia se resinti? del sartenazo, y por m?s inter?s que puso ya no recuper? el dominio del campo ni el respeto del Racing, que deshac?a cada uno de sus intentos de incomodar a To?o.

La ?ltima ocasi?n

A diez minutos del final, Miguel ?ngel Portugal dio la orden de cerrar, de modo que sus hombres formaron una coraza alrededor del ?rea que los valencianistas fueron incapaces de traspasar, aunque a punto estuvieron de lograrlo en el 85, cuando Pinillos sac? de cabeza, bajo los palos, lo que ya era un gol de Morientes.

EL DIARIO MONTA??S.
Publicado por Cerredo @ 10:30 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario