Lunes, 06 de noviembre de 2006

Falt? ambici?n

El Racing no pudo pasar del empate ante un Athletic que, pese a jugar medio partido con un futbolista menos, mostr? una mayor intensidad El equipo de Portugal apenas inquiet? a los vizca?nos en la segunda parte.

Quiz? un empate en San Mam?s pueda considerarse un resultado positivo, y seguro que si nos fijamos ?nicamente en la clasificaci?n lo sea. Pero ayer los aficionados del conjunto santanderino se quedaron con la sensaci?n de que se hab?a dejado escapar una victoria ante el Athletic. Y es que en pocas ocasiones se le va a poner al Racing un partido en una situaci?n tan favorable como ayer se puso en 'La Catedral': El Athletic dio muestras sobradas de que es un equipo con serios problemas y, para colmo, el ?rbitro expuls? a un jugador rojiblanco de forma rigurosa y obvi? un penalti cometido por Luis Fern?ndez sobre Yeste. Pero, nada de esto fue aprovechado por un Racing bien colocadito, m?s o menos seguro atr?s, con cierto control en el centro del campo pero demasiado conformista. Con apenas un poco m?s de ambici?n que hubieran tenido en las filas verdiblancas, quiz? el resultado habr?a sido otro.

F?tbol directo

El partido, al menos en su primera parte, no enga?? a nadie. Tal y como se esperaba el duelo entre bilba?nos y c?ntabros depar? un f?tbol directo, con ambos centros del campo cumpliendo un papel de mero tr?mite, con balones largos hacia las delanteras vamos, lo que siempre ha caracterizado al Athletic y lo que el Racing ha empleado en los ?ltimos tiempos para salir del fondo de la clasificaci?n.

Fue el conjunto local el que llev? la manija del partido en los compases iniciales del encuentro. Con incursiones r?pidas de Etxeberria por la derecha y con la omnipresencia de Yeste en la zona central, los rojiblancos pusieron cerco al ?rea racinguista. No crearon ocasiones de verdadero peligro, pero su sola presencia en las inmediaciones de To?o provocaba cierta sensaci?n de temor en la parroquia racinguista. Pero era s?lo eso, una sensaci?n, porque lo cierto es que To?o tampoco tuvo que intervenir para evitar que los vascos marcaran.

El de los rojiblancos era un argumento muy pobre como para pensar que iba a dar frutos eternamente y, con el paso de los minutos, el Racing fue asumiendo m?s protagonismo en el partido. Los env?os hacia Zigic y Munitis trasladaron la sensaci?n de peligro hasta el otro extremo del campo. Cierto es que Lafuente apenas tuvo problemas -apenas alg?n disparo lejano de Colsa y Melo-, pero el Racing parec?a tener controlado un partido en el que apenas estaba pasando apuros.

Pero, en pleno toma y daca de ambos conjuntos, Pino Zamorano eligi? tener su momento de gloria. En una acci?n de Gabilondo sobre Oriol, el ?rbitro expuls? al donostiarra cuando quien m?s y quien menos esperaba que la entrada fuera castigada con una tarjeta amarilla.

La expulsi?n

La expulsi?n del interior izquierdo rojiblanco provoc? que tras el descansos sus compa?eros cambiaran el juego a mejor.

El equipo de Sarriugarte sali? en tromba. Sus aproximaciones al ?rea racinguista eran tan constantes como est?riles, pero se suced?an una tras otra. Y esto debi? ser lo que hizo que los c?ntabros, a los que pareci? met?rsele el miedo en el cuerpo, se echaran atr?s a defender un empate que daban por bueno. Y tan atr?s se metieron que acabaron atrincherados en su ?rea viendo como el Athletic se cansaba de colgar balones como ?nico recurso para poder aproximarse a To?o. Cierto es que tampoco as? el Racing pas? por demasiados apuros -recordemos que el rojiblanco es un equipo que atraviesa por una etapa penosa-, pero tampoco ?l hizo nada por llevar el peligro a la meta de Lafuente.

Si por lo menos lo hubiera intentado , pero eso son especulaciones. La realidad es que el Racing sum? un 'puntito'. Lo ?nico positivo.

EL DIARIO MONTA?ES
Publicado por Cerredo @ 7:15 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario