Lunes, 30 de octubre de 2006

Munitis y Zigic, pareja letal

El delantero del Barrio Pesquero y el 'nueve' serbio se han convertido a base de goles y de trabajo en uno de los d?os de moda en el f?tbol espa?ol

Munitis y Zigic son la pareja del delanteros de moda en el f?tbol espa?ol. Desde que hace cinco jornadas vieran por primera vez porter?a (Zigic, en dos ocasiones ante el N?stic), los dos atacantes del Racing ha ofrecido un magn?fico rendimiento y han desempe?ado un papel fundamental en el renacer del equipo verdiblanco.

De Pedro Munitis poco se puede decir que no se haya contado ya en otras ocasiones. Jugador entregado, batallador, con calidad y con una personalidad abrumadora en el centro del campo, el delantero del Barrio Pesquero es el buque insignia del nuevo Racing, al que ha llegado tras su largo periplo por algunos de los grandes del f?tbol nacional (Real Madrid y Deportivo). De Zigic, poco se puede decir m?s all? de su elevada estatura (2,02 metros), aunque la verdad es que tampoco hace falta hablar mucho, ya que ?l se explica a la perfecci?n sobre el terreno de juego.

Ambos se entienden a la perfecci?n y cada d?a que pasa, este entendimiento es, si cabe, un poco m?s grande. La prueba de que el del Pesquero y el balc?nico est?n perfectamente compenetrados es evidente. Los tres goles que ha conseguido el ariete serbio han llegado tras un pase de Munitis. Los del Santanderino, incluido el que un defensa del Espanyol marc? en propia meta tras una jugada suya, de las botas -o de la cabeza- de Zigic.

Adem?s, para colmo, el ?nico gol del Racing que no ha sido marcado por uno de estos dos jugadores -el conseguido por Melo ante el Osasuna- lleg? como fruto de un penalti cometido sobre el espigado delantero verdiblanco.

Algo m?s que goles

Pero los goles, que ya de por s? son importantes, no son su ?nica aportaci?n al juego del equipo. No, su presencia en el campo se deja notar en otras muchas facetas. Una de ellas es la presi?n a los defensas rivales cuando ?stos tienen el bal?n. Otra la colaboraci?n con los jugadores del centro del campo cuando el enemigo incordia. Y todo sin perder de vista la porter?a contraria.

En el caso de Zigic, adem?s hay que unir que, al menos por el momento, los defensas rivales no le tiene tomada la medida y, como resulta evidente en cada encuentro, no saben c?mo marcarle, algo de que el conjunto santanderino est? sacando un elevado provecho.

EL DIARIO MONTA?ES
Publicado por Cerredo @ 7:02 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario