Domingo, 15 de octubre de 2006

Un penalti muy riguroso da la primera victoria

El Racing se apunt? la primera victoria de la temporada y salv? moment?neamente la cabeza de su entrenador, Miguel Angel Portugal, tras un partido desigual que logr? decantar de su lado merced a un dudoso penalti de Cruchaga sobre Zigic que transform? el brasile?o Felipe Melo.
El Racing lleg? milagrosamente vivo a la segunda mitad del envite y, ya con el marcador de cara, acert? a lidiar con los imponderables de una contienda que, pese a sus claras ocasiones, dej? en evidencia a un Osasuna que acab? desquiciado.
Apremiado por las circunstancias, urgido a reaccionar, el Racing visit? a Osasuna con una tranquilidad m?s cercana a la blandura que a la seguridad propia de un equipo que se sabe due?o de sus actos.


Los desajustes defensivos jalonaron las primeras acciones de un duelo tan parco en intensidad como repleto de imprecisiones. La iniciativa local contrastaba con la aquiescencia de un Racing que, lejos de morder, dudaba peligrosamente en labores de cobertura.

As? las cosas, el conjunto rojillo se hizo con el control aparente de un encuentro que los dirigidos por Portugal, demasiado condescendientes, trataban de cortocircuitar en torno a Pu?al y Ra?l Garc?a.

Las apariciones iniciales de Web?, que merode? el gol en un par de lances urdidos por Delporte desde la izquierda, derivaron en el paulatino arrinconamiento de un Racing sin salida y, lo que es peor, sin la m?s m?nima solvencia defensiva.

Esa falta de consistencia se convirti? en la principal amenaza de un once que, superada la media hora, consigui? expulsar a Osasuna de su terreno.

Hab?a transcurrido m?s de media hora y, a excepci?n de un buen centro del debutante Scaloni al que Zigic no supo ponerle r?plica, el balance ofensivo c?ntabro se revelaba inexistente.

A falta de argumentos ofensivos y con Osasuna instalado en un par?ntesis m?s ligado a su falta de ideas que al habitual respiro f?sico, el partido fue languideciendo hasta que el trencilla, especialmente celoso con Zigic, decret? el final del primer periodo coincidiendo con una andanada lejana de Colsa.

En la reanudaci?n, Osasuna amag? de entrada con un pase interior de Corrales que Delporte prolong? para, ya cerca de la l?nea de fondo, servir un pase atr?s que Milosevic envi? alto con todo a favor.

Fue el primer aviso y el anticipo de una nueva combinaci?n entre el franc?s y el ariete serbio que concluy? con un chut desviado del zurdo sobre la salida de To?o.

La fragilidad defensiva volv?a a erigirse en la amenaza para el porvenir de un Racing que, de repente, se encontr? con un riguros?simo penalti por empuj?n de Cruchaga a Zigic.

Melo, hasta entonces in?dito, no perdon?.

El tanto descoloc? a un Osasuna m?s productivo que entonado y, como es l?gico, reforz? las evoluciones de un Racing que, a falta de contundencia, opt? por sazonar el choque de interrupciones, de parones t?cticos.

Ziganda trat? de sacar a su equipo del atasco recurriendo a Soldado en lugar de Web?, pero el ex ariete merengue no hizo sino acentuar la impotencia pamplonica con un doble remate a bocajarro que To?o, soberbio, rechaz? con su cuerpo.

La precipitaci?n local deriv? en una alocada carrera en busca de una igualada que Zigic a punto estuvo de convertir en sentencia a partir de un cuero largo que Munitis caz? y, en medio del barullo, el serbio casi engatilla.

De ah? al final, dos opciones por bando (Zigic y Milosevic) y un sin fin de parones reflejo de la tensi?n de unos y la impotencia de otros.

El Racing no fue mejor, pero s? m?s resolutivo.

Fuente: Alerta
Publicado por Castro2 @ 22:07 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario