Martes, 14 de marzo de 2006

El Racing, ante el final de la Liga

Saltan las alarmas tras los resultados del domingo y arrecian las descalificaciones de Manolo Preciado en los mensajes que llegan a los programas deportivos de la radio. Hay cr?ticas que llegan a reclamar la cabeza del entrenador y que me suenan un poco ventajistas. Se entiende la decepci?n por no ganar en casa pero, ?es un pecado imperdonable perder fuera por primera vez desde el 27 de noviembre (frente al Barcelona, 4-1), por la m?nima ante un rival en racha como el Atl?tico de Madrid, merced a un penalti inexistente y un arbitraje francamente casero?

Claro que se pudo hacer mejor en el Calder?n. El planteamiento impecable del primer tiempo no se tradujo en goles y se requebraj? en el segundo por el cansancio de los jugadores y cierto desorden t?ctico que quiz? algunos cambios m?s tempraneros pudieron haber corregido. Pero el Racing todav?a trataba de t? al Atleti cuando los de negro decidieron festejar el 'D?a del ?rbitro' al modo tradicional: corriendo en auxilio del m?s poderoso.

Bien, el Racing de Preciado perdi? y sigue navegando en el proceloso 'mar de las angustias' con el Espanyol de Lotina, la Real de Arconada, el Mallorca de Manzano, el Athletic de Clemente, el Alav?s de Piterman, el Betis de Serra Ferrer, el C?diz de Esp?rrago y el M?laga de Hierro. Con ventaja para el Racing en siete de los ocho casos. No hagamos que la situaci?n parezca m?s grave de lo que ya es.

El Racing tiene en este final de Liga valores importantes: una defensa consistente, un buen sistema de contenci?n y muchos hombres ?tiles para las variantes t?cticas y para cubrir eventualidades. Tiene tambi?n una carencia trascendente: le falta gol. Pinilla no es, de momento, un 'killer' del ?rea. Anto?ito sale la ?ltima media hora y casi no entra en juego. Melo todav?a no ha explotado su capacidad para la ruptura en vertical y el juego a?reo. Se precisan muchas ocasiones por cada gol y habr? que crearlas. Sobre todo en casa, la obligaci?n de incrementar la presencia en ataque sin descuidar la seguridad defensiva someter? a examen la capacidad f?sica del equipo y el manejo del banquillo.
Publicado por Cerredo @ 7:12 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario