Mi?rcoles, 22 de febrero de 2006

Santander y Vitoria, dos experiencias paralelas

El empresario ucraniano lleg? a ambas ciudades como 'salvador' y ha terminado por enfrentarse a todo el mundo

18 de enero de 2003. Dmitry Piterman es nombrado presidente del Racing despu?s haberse hecho con el control de un importante paquete accionarial (casi el 25 por ciento) del club santanderino. Desde ese mismo momento, la pol?mica estuvo siempre al lado del empresario ucraniano. Primero fue su empe?o en sentarse en el banquillo -el 26 de enero de 2003 debut? como t?cnico-fot?grafo en el partido entre el Osasuna y el Racing-, despu?s su enfrentamiento con pr?cticamente todos los sectores de la sociedad c?ntabra que, de una u otra manera, ten?an relaci?n con el Racing -instituciones, medios de comunicaci?n, directivos, aficionados -.

12 de julio de 2004, el empresario ucraniano, tras haber salido de la entidad racinguista por la puerta de atr?s, prolonga su carrera como propietario de clubes de Primera Divisi?n al adquirir el 51 por ciento del Alav?s. Lo que sigue m?s de lo mismo.

Piterman, fiel a su manera de entender lo que debe ser un equipo de f?tbol y con sus peculiares planteamientos como bandera, se pone en contra de la prensa de la capital vitoriana, de los aficionados y de los jugadores, algo que ni siquiera consigui? en Santander.

Con el mismo patr?n

La estancia de Piterman en ambos clubes est? respondiendo a patrones muy similares. En ambos desembarc? con el papel de 'salvador'. En el Racing, tras hacerse con algo m?s del 24 por ciento del accionariado, impidi? que el club entrara en proceso de disoluci?n. En el Alav?s, impidi? que la marcha de Gonzalo Ant?n colocara a la entidad en una situaci?n l?mite.

Sin embargo, lo que no fue capaz de lograr en Santander, en donde no pudo hacer realidad su gran sue?o, tener la mayor?a absoluta, lo que le hubiera permitido gobernar el club a sus anchas, s? lo logr? en Vitoria. En el Alav?s subsan? ese 'error' al entrar directamente con el 51 por ciento de los t?tulos. Ahora, por fin, podr?a hacer lo que le viniera en gana.

Con el paso del tiempo, lo que iba a ser un desembarco providencial para los dos clubes, se convirti? casi en una pesadilla. En el Racing acab? a 'tiros' con pr?cticamente todo el mundo. En Vitoria, lleva camino de hacer lo mismo. Aunque eso s?, existe una diferencia abismal, en el Racing nunca lleg? a controlar el club en su totalidad, mientras que en Vitoria es due?o y se?or de la entidad alavesista.

Diario Monta??s
Publicado por Librablue @ 7:57 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario