Martes, 21 de febrero de 2006

Tradici?n en los Campos de Sport

Muchos aficionados del Racing eligen el descenso del Athletic antes que cualquier otro. La antipat?a trasciende la mera rivalidad futbol?stica, pero en fin, el cliente siempre tiene raz?n; digo s?lo que ning?n otro partido nos procura en los Campos de Sport tanto espect?culo en la grada, tanta pasi?n, tanta intensidad, tanta tradici?n compartida en la memoria, como los Racing-Athletic, dos hist?ricos de aquella primera Liga de 1928/29. Hablando de f?tbol en serio: ?de verdad preferimos recibir al M?laga o al Mallorca?

Tanta era la expectaci?n ante el partido que la derrota ha ca?do como un mazazo, sobre todo moral. El disgusto es excesivo porque en la clasificaci?n le ha salido al Racing casi gratis. El Athletic ha ganado en Santander como el Celta, como el Alav?s, por desgracia, casi como cualquiera: hacia el final, sin mucho esfuerzo, con uno o dos disparos a puerta y a la espera del previsible error de los de casa.

?Demasiada mala suerte, como dice Preciado? Es cierto que Lafuente sac? tres manos abajo que parec?an goles y que Urzaiz convirti? la ?nica ocasi?n del Athletic pero as? terminan muchos combates entre el fino estilista y el duro pegador: K.O. en el ?ltimo asalto.

A lo mejor, si el Racing hubiese pisado el acelerador los 45 primeros minutos -parec?a lo procedente ante un Athletic que incluso hace que el Real Madrid parezca un equipo de buen f?sico- luego no habr?a tenido necesidad de arriesgar. El cambio de Anto?ito por Matabuena era el l?gico, entre otras cosas porque el mediocampista no ten?a su tarde. Pero la salida del campo de Vitolo fue mortal de necesidad: el equipo perdi? contenci?n y no gan? nada.

Melo merece p?rrafo aparte. Su entrega y grandes cualidades corren parejas a su d?ficit t?ctico, que el domingo luci? en todo su esplendor: rabonas en medio campo sin nadie que le apurase, regates entre tres rivales y p?rdidas de bal?n en zona peligrosa, patadones a las nubes en defensa cuando la pod?a sacar jugada, chilenas expeditivas en cualquier parcela... Atolondrado y disperso, corri? por todo el campo hacia ninguna parte y sin ning?n beneficio. Mejor que buscar el aplauso f?cil invocando el fervor del p?blico ser?a cumplir alguna funci?n en el equipo. Alguien tiene que decirle que deje de jugar con la 'Playstation'.
Publicado por Castrenyo @ 8:16 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario