Lunes, 23 de enero de 2006

Se quebr? la racha

No habr? s?ptima. El Racing, v?ctima de sus propios errores, vio como el Sevilla se llevaba los tres puntos de El Sardinero y pon?a fin a la racha de resultados del conjunto c?ntabro que sumaba, hasta ayer, seis jornadas sin conocer la derrota.

Curiosamente, el Racing vio como se quebraba su trayectoria de las ?ltimas semanas despu?s de protagonizar un buen partido, lleno de casta, de coraz?n, de garra, y lo que es m?s importante, de f?tbol, de momentos de buen f?tbol, eso s?, penalizado por tres graves errores. El equipo nunca baj? los brazos a pesar del 1-3 que reflejaba el marcador a los ocho minutos de la segunda parte e, incluso, lleg? a creer en el empate cuando consigui? el 2-3 a falta de seis minutos para la conclusi?n. Es m?s, Melo tuvo en sus botas, en el ?ltimo segundo, el tanto del empate. Un comportamiento de la plantilla durante los noventa minutos que fue premiado por el p?blico de El Sardinero que supo agradecer el esfuerzo y entrega de los jugadores con una gran ovaci?n final.

Tres regalos

El Racing fue ayer v?ctima de sus errores. Tres regalos defensivos bastaron para que un Sevilla blando, sin el empaque que se le supone al conjunto de Juande Ramos, se llevara la victoria de Santander. Un dato vale para reflejar la situaci?n: el Sevilla tuvo durante los noventa minutos ?nicamente tres claras ocasiones de gol (dos de ellas sendos penaltis) y logr? tres tantos. Aouate pas? pr?cticamente inadvertido a pesar de los tres goles encajados.

Y es que el Racing err? ayer en la l?nea que se supone m?s fuerte del conjunto, al menos de acuerdo con los n?meros que le avalan esta temporada: la defensa. Los centrales fallaron en el primer tanto andaluz -Kanoute remat? completamente s?lo a la salida de un c?rner-, Jonatan obsequi? de forma ingenua al Sevilla con un penalti que Maresca se encarg? de transformar en gol, y entre Dami? y Morat?n repitieron la jugada para que el centrocampista sevillista repitiera con igual tino otra pena m?xima.

Cambio de sistema

El inicio del partido fue sevillista. Manolo Preciado, como es habitual, volvi? a sorprender a los aficionados con Juanjo, no por su presencia en el once titular, pero s? por su posici?n. El canterano ocup? junto a Matabuena el puesto de pivote, por delante de Antonio Tom?s, con Melo y Jonatan en las bandas. El t?cnico astillerense, como estaba previsto, apost? por el chileno Pinilla como delantero centro.

El Sevilla se hizo amo del encuentro. Control? el bal?n y marc? el tempo del partido mientas el Racing esperaba su ocasi?n al contragolpe. Esta estrategia, que tan buen resultado dio en jornadas anteriores, estaba en esta ocasi?n bien estudiada por Juande Ramos. El Sevilla huy? del pelotazo de sus centrales y apost? por la buena conducci?n del bal?n gracias a la calidad de Aitor Ocio. El Racing lo acus?. No robaba el esf?rico y as? no pod?a salir al contragolpe. Por si fuera poco, se encontr? con un gol en contra a los catorce minutos. El cuadro c?ntabro estaba 'tocado'... pero no 'hundido'.

Manolo Preciado supo reaccionar. Adelant? a Juanjo y le situ? junto a un desasistido Pinilla. Y as? tuvo el premio del empate. Juanjo, tras un buen servicio del chileno de cabeza, lograba la igualada cerca del descanso.

Desastre

El Racing se fue a los vestuarios sabiendo que hab?a hecho lo m?s dif?cil y con la f?rmula magistral para desbordar al Sevilla. Sin embargo, en tan solo ocho minutos tir? por la borda el buen trabajo del final del primer tiempo. Primero Jonatan regal? un ingenuo penalti al agarrar en el ?rea a Jes?s Navas, que Maresca transform? en gol. Cinco minutos despu?s, Dami? err? el despeje y Morat?n comet?a un segundo penalti. Maresca, de nuevo, llevaba el 1-3 al marcador. Demasiado castigo para el Racing a los ocho minutos de la segunda parte.

Aun as?, el cuadro c?ntabro no se arrug?. Empuj?, jug? al f?tbol, encerr? al Sevilla en su ?rea y acumul? ocasiones, hasta que Melo, en el minuto 84 logr? el 2-3. El Sardinero explot?. Crey? en el empate, en otra noche m?gica, ?pica y heroica. Pero el Racing, entonces, se atasc?. Jug? sus peores minutos culpa de la prisa y de la precipitaci?n. Se olvid? de las bandas y las imprecisiones llenaron los ?ltimos minutos del encuentro.

A?n as?, el Racing tuvo en las botas de Melo un bal?n para lograr un empate que mereci? pero que no lleg?. Habr? que esperar hasta la pr?xima jornada, en C?diz, este s?bado.

Fuente: El Diario Monta??s
Publicado por Castro2 @ 0:44 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario