Lunes, 16 de enero de 2006

Triunfo ag?nico

Sufriendo, metido en su propio campo, 'colgado' del larguero de la porter?a de Aouate sea como sea el Racing consigui? ayer, rompiendo la 'maldici?n' que le persegu?a esta temporada ante sus aficionados, una importante victoria ante un Villarreal que lleg? a El Sardinero con la vitola de practicar un buen f?tbol pero que sucumbi? ante el empe?o y el trabajo de los c?ntabros y, tambi?n, ante la suerte que ?stos tuvieron despu?s de jugar medio partido en inferioridad num?rica. En cualquier caso, lo cierto es que el equipo de Manolo Preciado sum? tres puntos que le permiten cerrar la primera vuelta del campeonato con una renta en su cuenta que muy pocos hubieran podido imaginar hace apenas un mes. En cinco partidos, el conjunto santanderino ha dado un giro de 180 grados a su trayectoria, pasando de ser uno de los firmes candidatos al descenso a situarse ahora en una posici?n que, si bien no permite ninguna confianza, s? puede definirse como c?moda.

El ?ltimo impulso a este giro tuvo lugar en el partido de ayer, un encuentro at?pico, con dos partes muy diferentes, marcado por las decisiones del ?rbitro y de esos que los aficionados guardar?n durante mucho tiempo en la memoria.

Como era de esperar, el Villarreal tom? las riendas del partido desde el pitido inicial de Velasco Carballo. La calidad de sus jugadores, sobre todo los m?s ofensivos, qued? patente a las primeras de cambio. El bal?n s?lo ten?a un due?o y ?ste era el equipo castellonense. Por su parte, el Racing, con el nutrido centro del campo que tan buenos resultados le est? dando en los ?ltimos encuentros, trataba de frenar el constante acoso de los de Pellegrini como pod?a. Cuando no era Riquelme, canalizador de pr?cticamente todo el juego del equipo levantino, era Forl?n el que llevaba el peligro, y si no Senna, Jos? Mari, Sor?n las llegadas hasta las inmediaciones del ?rea de Aouate eran una constante.

Un Racing s?lido

Pero el Racing no se descompuso ante este abrumador juego de los castellonenses. M?s bien al contrario. Pese a no tener el bal?n en su poder, los hombres de Manolo Preciado sacaron a relucir su r?pido contragolpe. Primero fueron Anto?ito y Oriol los que dieron un aviso serio. Un minuto despu?s, fue Ra?l el que avanz? por la banda derecha para dar un centro a Matabuena que, con un preciso remate de cabeza, consigui? el ?nico tanto del partido.

A partir del gol, las ocasiones, unas claras y otras no tanto, fueron altern?ndose en las dos ?reas, aunque hubo que esperar al ?ltimo minuto de la primera parte para que una de ellas fuera determinante. Una internada de Sor?n acab? con un claro penalti de Pablo Alfaro, algo lento, sobre el argentino. La acci?n fue sancionada por el ?rbitro que, adem?s, expuls?, quiz? de forma demasiado rigurosa, al central. Aouate detuvo el lanzamiento de Riquelme y dio un respiro a los aficionados racinguistas que a?n tendr?an mucho tiempo para sufrir en el encuentro.

Acoso sin derribo

Y es que en la segunda parte, con el Racing con un jugador menos, el partido fue un mon?logo del Villarreal, aunque su acoso fue tan constante como infructuoso. Las llegadas se suced?an una tras otra y todas se estrellaban en el muro que el Racing hab?a plantado en la frontal del ?rea.

La situaci?n se complic? a?n m?s con la expulsi?n de Pinillos al ver la segunda tarjeta amarilla tras una dura entrada a Sor?n, que se cobraba de esta manera su segundo expulsado en el encuentro. A partir de este momento, el Racing descart? cualquier alternativa ofensiva. Si antes s?lo ve?a la porter?a de Viera de reojo, ahora ya ni siquiera se atrev?a a dirigir su mirada hacia ella. Menos mal que la expulsi?n-compensaci?n de Font alivi? un poco la penuria de los santanderinos.

De todas formas, con nueve jugadores, al Racing s?lo le quedaba el recurso de meterse en su ?rea y esperar que los rivales no tuvieran acierto. Y eso fue lo que ocurri?. El Villarreal se cans? de llegar con peligro hasta la porter?a de Aouate, pero la falta de punter?a de sus delanteros, en unos casos, y el acierto de la zaga racinguista, en otros, propiciaron que el Racing se quedara con los tres puntos que le otorgaba el gol conseguido por Matabuena en la primera parte.

Los c?ntabros se hab?an aferrado a todos los t?picos habidos y por haber -defensa numantina, equipo atrincherado, muro defensivo - para sumar tres puntos y terminar la primera vuelta con una renta tan inesperada como positiva.

Fuente: El Diario Monta??s
Publicado por Castro2 @ 0:42 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario