Lunes, 21 de noviembre de 2005

Se acaba la paciencia

El Racing se mete en puestos de descenso despu?s de caer derrotado en casa frente al Deportivo en un partido p?simo Dos goles en propia puerta agotan el cr?dito del equipo, despedido con pitos por el p?blico de El Sardinero

A estas alturas de la temporada, ya est? claro que si ?ste es el Racing que iba a ir a Europa, lo har? aprovechando que Ryanair vuela desde Parayas. Ayer, frente al Deportivo, volvi? a dar un recital de incapacidad y peor juego, coloc?ndose en el sitio que se ha ido ganando jornada a jornada: los puestos de descenso. El desastre se consum? con dos goles en propia puerta y otro m?s de propina, ?ste ya de factura visitante. El p?blico de El Sardinero, que de no ver f?tbol ya aplaude hasta un cambio de banda, ya est? harto de promesas, de actitud en definitiva, de excusas. Y lo demostr? con pitos y los primeros pa?uelos.

Hasta el m?s optimista pod?a imaginar que despu?s del Madrid-Barcelona del d?a anterior, el partido iba a saber a poco. Pero a estas alturas, al Racing ya s?lo se le pide que sume puntos como sea.

Revolucionados

Los dos equipos salieron un poquito revolucionados, pero con m?s prisas que ideas en la cabeza, lo que se tradujo en una mutua presi?n que imped?a meneo alguno y obligaba a encadenar pases cortos en una especie de rondo vertiginoso. En otras palabras: muchos balones perdidos y poco inter?s.

En el Racing, nada parec?a funcionar mal, pero tampoco bien. La defensa no pasaba agobios excesivos, aunque Pinillos trabajase de lo lindo para tener a raya a De Guzm?n. En el centro del campo, Antonio Tom?s y Vitolo trataban, sin mucho ?xito, de poner orden. Delante s?lo destacaba Melo, muy generoso con su esfuerzo, que trataba una y otra vez de abrirse paso hacia Molina.

Preciado demostr? m?s paciencia que Caparr?s quien, harto de ver c?mo sus hombres perd?an el tiempo, decidi? introducir modificaciones. Su idea de intercambiar los extremos funcion?: el siempre bienvenido Munitis pas? a la banda izquierda mientras De Guzm?n, que no pod?a con Pinillos, ocupaba la plaza del c?ntabro. En cinco minutos, el c?ntabro particip? en la gestaci?n del gol deportivista, que lleg? tras un pase de la muerte de Capdevila que Neru, muy poco afortunado, transform? en gol.

Contracorriente

Otra vez a remar contracorriente, como es costumbre. Tras unos minutos de desconcierto, el Racing apret? y se acerc? m?s al ?rea de Molina, aunque no tanto como para hablar de peligro.

Tras el descanso, continuaron los buenos prop?sitos del conjunto santanderino, que mantuvo el ritmo de trabajo y sigui? rondando la porter?a del Deportivo sin un norte muy claro. Y cuando los de Preciado estaban en pleno af?n, el 0-2. En esta ocasi?n le toc? la china a Morat?n, que pein? un tiro de falta de Munitis para batir de nuevo a Aouate.

El t?cnico c?ntabro decidi? entonces renovar el equipo con un doble cambio, con el que introdujo a Juanjo y a Wilfried, mientras Melo bajaba hasta el doble pivote. Para nada. El siguiente paso, cinco minutos despu?s, fue poner en el campo a Serrano para reforzar la defensa en su d?a m?s goleador.

El Deportivo, por su parte, mucho m?s pr?ctico, marc? el definitivo 0-3 aprovechando las rebajas en la zaga local: Taborda, libre de todo marcaje, remat? de cabeza, cara a cara con Aouate, un pase de H?ctor, ante la par?lisis de los jugadores del Racing.

De ah? al final, pura agon?a y algunas carreras, mientras la gente se fugaba de los grader?os. El Racing, despedido con bronca de los Campos de Sport, que ya empieza a ense?ar los pa?uelos, no gana en casa, pero tampoco lo hace fuera, y el pr?ximo fin de semana toca el Barcelona, el mismo que el s?bado pas? por encima del Real Madrid. Siendo sinceros, no es muy probable que los de Preciado enderecen all? su trayectoria.

Diario Monta??s
Publicado por Librablue @ 8:22 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario