S?bado, 22 de enero de 2005

El Bar?a gole? y recuper? el buen tono ante un Racing muy discreto

El Barcelona comenz? la segunda vuelta del campeonato con una goleada ante el Racing de Santander. Al igual que en el primer partido de la temporada, los azulgrana no tuvieron problemas para superar al conjunto c?ntabro aunque la imagen ofrecida fue muy diferente. Los pupilos de Frank Rijkaard siguen lejos del nivel exhibido en los primeros meses de la campa?a pero dieron s?ntomas de mejor?a ante un rival poco ambicioso y que s?lo cre? ciertos problemas durante diez minutos.

A priori, el planteamiento de Lucas Alcaraz invit? al optimismo. El t?cnico visitante aline? a cuatro futbolistas de vocaci?n ofensiva y dio la impresi?n de saltar al Camp Nou sin complejos. Las ideas est?n muy bien sobre el papel pero luego hay que plasmarlas en realidades sobre el terreno de juego. ?De qu? sirve ubicar a Regueiro en la banda izquierdo y entregarle todo el carril para ?l solo? El uruguayo se dedic? a defender las subidas de Belletti y se mantuvo muy lejos de V?ctor Vald?s. ?Para qu? juega Benayoun si el equipo se encierra en su propio campo y el israel? deambula por posiciones en las que no luce su magia? Javi Guerrero y Aganzo fueron dos islotes. Aburridos e in?ditos, apenas tocaron el bal?n en los primeros cuarenta y cinco minutos.

En los proleg?menos del encuentro una noticia despert? viejos fantasmas en Camp Bar?a. En el calentamiento, Samuel Etoo sufri? unas molestias musculares y fue duda hasta el ?ltimo instante. Fiel a su car?cter combativo, el africano no quiso quedarse en el banquillo y su presencia en el once result? de gran importancia. Apenas se hab?a puesto el bal?n en movimiento cuando el camerun?s traz? un desmarque entre l?neas que recibi? un premio en forma de asistencia magistral de Xavi. Dentro del ?rea, y en carrera, el delantero cruz? ante la salida de Dudu y puso por delante a su equipo. El 'pichichi' de la Liga sum? su decimoquinto tanto y se ratific? como el m?ximo artillero de la competici?n.

Un duro golpe
El trabajo de toda una semana, los esfuerzos y las buenas intenciones de varios d?as de entrenamientos se derrumbaron frente una acci?n de tiral?neas y repleta de calidad. El cuadro santanderino acus? el mazazo recibido y no se acerc? a las inmediaciones de Vald?s durante la primera mitad. Y eso que Javi Guerrero hab?a dado el primer susto del compromiso al rematar por encima del larguero una gran asistencia con la que Regragui sac? los colores a la zaga local.

La noche apunt? hacia la fiesta. El Bar?a movi? el esf?rico con tranquilidad ante un oponente que ni presion?, ni busc? la contra. Encerrados en su parcela, se limitaron a contener las acometidas de un contrario al que la falt? una velocidad m?s en su juego para sentenciar el choque en ese parcial. S?lo Giuly se mostr? como un futbolista incisivo y realiz? numerosas diagonales con las que trat? de sorprender con sus incorporaciones, diagonales y movimientos entre l?neas.

Un error garrafal de Ronaldinho, al recoger el rechace de un tiro de Xavi y estrellar su disparo en el cuerpo de Dudu, un par de ocasiones que no supo definir Giuly y un lanzamiento fuera de M?rquez a puerta vac?a impidieron que los anfitriones se retiraran al vestuario con una mayor renta en el marcador.

Primeros sustos
Con la intenci?n de cerrar el partido lo antes posible, el Barcelona regres? al c?sped dispuesto a intensificar su dominio y pisar desde el principio el ?rea de Dudu. En una brillante acci?n, Belletti realiz? cuatro amagues y regates antes de marcharse de Regueiro. Su centro al ?rea lo toc? de forma sutil Etoo para dejar solo a Xavi. Aunque el centrocampista lleg? a contactar con la pelota, ?sta toc? en el cuerpo del meta visitante y permiti? que Morat?n llegase justo a tiempo de sacar bajo palos.

A partir de ese momento, y con la reubicaci?n de piezas realizada por Alcaraz, el partido sufri? un inesperado cambio de imagen y los c?ntabros gozaron de sus mejores minutos. Adelantar a Regueiro fue una decisi?n muy acertada ya que el suramericano comenz? a dejarse ver por la zona en la que su influencia es determinante. Un fuera de juego inexistente fue el preludio de la oportunidad m?s peligrosa del Racing. Despu?s de varias combinaciones al primer toque, Benayoun asisti? a su compa?ero y le dej? solo ante el cancerbero local. El uruguayo no supo qu? opci?n elegir y permiti? que Belletti llegase desde atr?s y metiese la pierna justo en el momento en el que se dispon?a a lanzar a puerta.

Dos minutos de locura
Cuando el Bar?a parec?a entregado al juego triste y gris de las ?ltimas semanas, cuando parec?a que los blaugrana sufrir?an para sacar los tres puntos, apareci? la figura de Ronaldinho. El brasile?o recibi? en el costado izquierdo, se lanz? hacia el centro, eludi? a un rival, enga?? con una finta a otro y conect? un disparo cruzado ante el que nada pudo hacer Aouate. Apenas un minuto despu?s, mientras en las gradas a?n se saboreaba el dulce regusto que dej? el tanto anterior, Deco se hizo con un bal?n, sali? forzado de una entrada de Torrado y conect? un potente lanzamiento desde fuera del ?rea que se col? en el fondo de las mallas tras golpear en el cuerpo de un defensa.

El choque qued? sentenciado con dos acciones de talento y los anfitriones despejaron de un plumazo las dudas generadas en las ?ltimas jornadas. Es cierto que no son aquella escuadra que maravill? por su juego alegre, directo y vertical pero se mantienen como un conjunto solvente, s?lido y que mete presi?n a sus rivales a base de victorias, goles y esa hambre de t?tulos necesaria para lograr cualquier ?xito.

Fuente: Marca
Publicado por Castro2 @ 23:14 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario