Domingo, 19 de diciembre de 2004

Al final, un chasco

En el ?ltimo minuto y de forma injusta. De esta manera cay? ayer el Racing ante el Real Madrid en un partido que nunca debi? perder y que, sin embargo, por su propio miedo a la victoria y por la denominada 'suerte de los campeones' del rival, acab? siendo una nueva derrota para los c?ntabros que ni siquiera con el buen juego como bandera parecen ser capaces de enderezar su delicada situaci?n en el campeonato liguero.

El de ayer no era un partido para florituras. Y el Racing lo entendi? desde el principio. Los hombres de Lucas Alcaraz se mostraron m?s agresivos que nunca y afrontaron el encuentro con una intensidad inusitada. Cualquier bal?n que llegaba a los pies de un jugador del Real Madrid era presionado con ansiedad por otro del Racing. Y es que no dejar jugar con comodidad a los 'blancos' era una de las premisas fundamentales de los racinguistas, que, a su manera, pudieron tener el control del juego, pese a que el bal?n estuviera bajo dominio madridista.

El buen partido del Racing, ayudado tambi?n por el deslavazado juego del Real Madrid, qued? patente en los numerosos contragolpes de que dispuso el conjunto de Alcaraz. Pedro L?pez, que record? al de los mejores partidos, por la derecha, y Regueiro, r?pido e incisivo, por la izquierda, fueron dos verdaderos estiletes para la dubitativa zaga 'blanca'. Adem?s, Javi Guerrero y, sobre todo, Benayoun, hicieron gala de una movilidad poco com?n en otros encuentros.

Y fruto de este buen juego, y tambi?n, por que no, de la endeblez defensiva de los hombres de Garc?a Rem?n, lleg? el primer gol del partido. Una falta sacada por Mor?n desde la izquierda fue rematada por Oriol en el segundo palo. El bal?n lleg? a la frontal del ?rea peque?a en donde Benayoun, completamente solo, remat? a placer para superar a Casillas.

El tanto hac?a justicia a lo que se estaba viendo sobre el terreno de juego, en donde el Racing estaba siendo muy superior a un Real Madrid rampl?n que no hab?a inquietado a Aouate salvo en un disparo lejano de Zidane. Pero, pese a que su juego no era bueno, la calidad, o quiz? la fortuna, de los 'gal?cticos', qued? patente en el gol del empate. Owen, como antes Benayoun, en la misma frontal del ?rea peque?a de la porter?a de Aouate remat? de cabeza para llevar poner el empate en el marcador.

Tras el descanso, la tan tra?da y llevada justicia del f?tbol volvi? a sonre?r al Racing. Apenas se hab?an disputado cinco minutos cuando en una magn?fica jugada de Regueiro y Benayoun por la banda izquierda acab? con el certero remate de Guerrero al fondo de las redes de la porter?a de Casilla. El tanto volv?a a poner a cada uno en su sitio. Al Racing por delante en el marcador, tal y como merec?a su juego, y al Madrid con una nueva derrota en su casillero.

Pero esta situaci?n no debieron entenderla demasiado bien los hombres de Alcaraz. Como si de una reacci?n causa efecto se tratara, el gol meti? de inmediato al Racing en su propio campo. Y claro, cuando esto se hace ante un equipo como el Madrid, plagado de jugadores capaces de lo mejor, el riesgo es demasiado grande para un equipo modesto como el Racing.

Con el conjunto 'blanco' volcado en un ataque cada vez m?s peligroso, el gol del empate no tard? en llegar. Apenas diez minutos. Ra?l aprovech? el desconcierto de la zaga racinguista para batir a Aouate y para llevar el miedo a las gradas de El Sardinero, que comenzaban a otear en el horizonte como se escapaba la victoria e, incluso, el positivo empate que figuraba en esos momentos en el marcador peligraba seriamente.

No estaba equivocada la afici?n racinguista con su apreciaci?n. El agobio a que el Real Madrid estaba sometiendo la porter?a de Aouate acab? dando su fruto. En el minuto 92, con mucha gente abandonado ya sus asientos, lleg? el gol de Zidane. Un nuevo c?rner, al que se lleg? tras un penoso despeje de Cristian ?lvarez, propici? que el bal?n quedara suelto en el ?rea en donde el franc?s no dio opci?n alguna a los 'despistados' defensas santanderinos y bati? sin remisi?n a Aouate.

El gol, uno m?s encajado en los ?ltimos instantes de un partido, priv? a los santanderinos de un empate que, incluso, se quedaba corto para los merecimientos hechos por unos y otros a lo largo de los 90 minutos, aunque s? sirvi? para dejar en evidencia a un Racing demasiado temeroso ante un rival superior por nombre, pero al que hab?a mantenido controlado durante la mayor parte del encuentro.

fuente: El Diario Monta??s
Publicado por Castro2 @ 15:55 | 0 Comentarios

Comentarios

Añadir comentario